Detectan un nivel de radiación 7,5 millones de veces superior a lo permitido en agua de mar cerca de Fukushima

Detectan un nivel de radiación 7,5 millones de veces superior a lo permitido en agua de mar cerca de Fukushima

La compañía eléctrica que gestiona la central nuclear de Fukushima-1, TEPCO, ha informado este martes de la detección un nivel de yodo radiactivo 7,5 millones de veces superior a lo permitido en agua de mar próxima a uno de los reactores de esta instalación, la más afectada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo en el noreste de Japón.

Según ha indicado TEPCO, el sábado se detectaron 300.000 becquerelios de yodo-131 por centímetro cúbico en muestras de agua tomadas cerca de una brecha en una fosa de hormigón en el reactor número 2. En cuanto a los otros reactores, según recoge la agencia Jiji, el nivel de yodo radiactivo era 480.000 veces superior al fijado por el Gobierno en torno al reactor 1, 380.000 veces junto al reactor 3, y 350.000 veces cerca del reactor 4.

Así las cosas, TEPCO ha comenzado esta misma tarde (hora local) los trabajos para frenar el vertido de agua al mar desde el reactor número 2, donde las barras de combustible se han fundido parcialmente. Para evitar que el agua se filtre desde la fosa conectada al edificio de la turbina del reactor, la compañía inyectará silicato de sodio en la grava por debajo del fondo del depósito, donde se cree que el agua radiactiva se está filtrando, informa Kiodo.

60.000 TONELADAS DE AGUA RADIACTIVA

Por otra parte, el Ministerio de Industria japonés ha cifrado en unas 60.000 las toneladas de agua radiactiva que han inundado la base de los reactores de Fukushima-1, así como las zanjas subterráneas conectadas a estas y que actualmente están impidiendo avanzar en los trabajos para desmantelar la instalación.

La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial ha indicado que las 60.000 toneladas de agua --20.000 toneladas por cada uno de los tres reactores afectados, el 1, el 2 y el 3-- serán almacenadas en tanques en la propia central, una instalación para desechos nucleares también en la planta, una isla artificial flotante llamada 'megafloat' y en barcazas de la Marina estadounidense y en tanques provisionales.

El complejo para los desechos nucleares puede acumular hasta 30.000 toneladas de agua radiactiva, pero llevará un tiempo el que esto sea posible ya que TEPCO tratará de garantizar que el líquido no se filtra empleando materiales para recubrir la instalación, según ha explicado la Agencia. En cuanto a los tanques provisionales, serán enviados a la central para finales de este mes.

TEPCO comenzó a verter al mar agua con bajo nivel de radiación este lunes como medida de emergencia para dejar espacio para el almacenamiento de agua más contaminada. En total, la compañía espera haber vertido 11.500 toneladas de agua con baja radiación para el fin de semana.

Según ha informado este martes TEPCO, y recoge la agencia Kiodo, hasta el mediodía de hoy se habían vertido al Pacífico unas 3.430 toneladas de esta agua. Por su parte, el ministro de Industria, Banri Kaieda, ha defendido que la contaminación del mar que provocará este vertido no supone un riesgo para la salud, aunque ha lamentado la alarma que esto genera entre la población, en especial los pescadores.

Eue dificulta seriamente los esfuerzos de los operarios para tratar de enfriar los reactores atómicos, dañados por el terremoto y devastador tsunami del 11 de marzo. Este lunes TEPCO comenzó una operación para verter al mar 11.500 toneladas de agua con una radiactividad relativamente baja (cien veces superior al límite) proveniente de depósitos y del sótano de las unidades 5 y 6.

El objetivo es hacer espacio en esos lugares para almacenar ahí parte del agua mucho más radiactiva (hasta 100.000 veces el límite legal) que anega parte de las unidades 1 a 3. Se calcula que unas 60.000 toneladas de agua inundan distintas zonas de la central, según indicó hoy ministro japonés de Industria, Banri Kaieda, que insistió en que el vertido controlado del agua ligeramente contaminada al mar no supone un riesgo para la salud.

Una vez drenada, el agua altamente radiactiva será almacenada en tanques y depósitos para basura nuclear en la propia planta, además de en buques de EEUU y una plataforma flotante que será llevada a Fukushima a finales de este mes, según la agencia local Kyodo.

El ministro japonés de Agricultura y Pesca, Michihiko Kano, aseguró hoy que se estrecharán los controles sobre los productos marinos de la zona de Fukushima y las provincias colindantes ante la continua filtración de agua radiactiva al mar. Las inspecciones se reforzarán en la región de Ibaraki y también en la costa cercana a la ciudad de Choshi, en la provincia de Chiba y al este de Tokio, dijo el ministro, citado por Kyodo.