Destituido el cónsul español en Boston por cerrar el consulado durante los atentados

El cónsul de España en Boston, Pablo Sánchez-Terán, ha sido destituido por "incumplimiento de sus obligaciones consulares" al haber cerrado las oficinas en su horario normal tras los atentados ocurridos en esa ciudad.

Sánchez-Terán abandonó el Consulado dos horas después de registrarse las explosiones, porque era la hora del cierre de las dependencias, a pesar de que había un numeroso grupo de españoles participando en la carrera y que podían necesitar los servicios de la representación diplomática.

Cuando en el Ministerio se supo que el cónsul se había ido a su casa en esas circunstancias se contactó con él para que regresara de inmediato. Al parecer, Sánchez-Terán afirmó que no podía hacerlo porque las calles se encontraban bloqueadas tras el atentado y alegó, en su defensa, que se había llevado el teléfono de emergencias a su domicilio.

El cónsul tampoco facilitó ningún teléfono de ayuda para los españoles afectados y se limitó a derivarlos a los servicios de emergencias de la ciudad y a los hospitales.

MARGALLO: "ES INADMISIBLE CERRAR LA OFICINA TRAS UN ATENTADO"

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha justificado la destitución del cónsul de España en Boston porque es "simplemente inadmisible" que cerrara la oficina a su hora habitual después de que se produjera un atentado en la ciudad.

"Cuando hay necesidades humanas en juego de compatriotas nuestros no ha llegado ninguna hora, ha llegado la hora de ponerse a trabajar", ha advertido el jefe de la diplomacia española. El ministro ha puesto en valor su rápida decisión de cesarle al poco de comprobar que Sánchez-Terán no estuvo ayer "a la altura" del resto de sus compañeros "y de lo que necesitan los ciudadanos", cuando el servicio consular "está para la asistencia de los españoles, y en momentos como una tragedia como ésa esa asistencia es infinitamente más necesaria".

Sánchez-Terán ya generó otra polémica en 2004 cuando ejercía como cónsul en la ciudad argentina de Córdoba. Coincidiendo con el Día de la Hispanidad declaró: "Mucho peor estarían o estaríamos bajo las civilizaciones incaicas, aztecas, mapuches, sioux, apaches, que han sido idealizadas por historiadores y antropólogos, cuando es bien conocida su división de castas y su carácter imperialista y sanguinario".

SIN ESPAÑOLES HERIDOS

La Embajada de España en Estados Unidos informó de que no hay constancia de momento de ningún español herido por las explosiones ocurridas durante la maratón de Boston. Según la información disponible hasta el momento, "no hay constancia de que ningún español haya fallecido o haya sido herido", señaló la embajada en un comunicado.

La Embajada de España lamentó las "trágicas" y "condenables" explosiones ocurridas durante la maratón, que han causado al menos dos muertos y un centenar de heridos. Según consta en la página web del maratón, www.baa.org, 91 personas de nacionalidad española estaban inscritas en la carrera, aunque según la Embajada no todos participaron.

En el listado de corredores figura Luis Alfonso de Borbón aunque no está confirmada su participación.

El cónsul general de España en Boston, Pablo Sánchez Terán, señaló que dos agencias de viajes, una en representación de 71 españoles y otra de 29, incluyendo corredores y familiares, han confirmado que "sus clientes no han tenido problema, que están bien".

Según el cónsul, veintinueve españoles se encuentran a salvo en el hotel en el que se hospedaban, del que no pueden salir porque se encuentran cerca de la zona donde se produjo la explosión.

En Boston hay 3.980 ciudadanos españoles registrados en el consulado general de España en esta ciudad, según datos del año 2012.