El ministro de Defensa visita a los militares españoles en Iraq y Kuwait

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, reivindicó que España colabora en la lucha contra el terrorismo yihadista "sin que nadie le haya obligado", lo que se pone de manifiesto en Iraq donde las Fuerzas Armadas españoles se encuentran participando en una coalición internacional que tiene como objetivo formar al Ejército de ese país.

Así se pronunció el ministro, en declaraciones a RNE en Kuwait, después de visitar al contingente español desplegado en Iraq, integrado por 301 efectivos. El ministro se reunió primero con los 34 militares desplegados en Bagdad y después con los 222 que se encuentran en la base 'Gran Capitán' de Besmayah, a unos 50 kilómetros de la capital de Iraq.

Morenés, que está convencido de que se puede derrotar a los terroristas del autodenominado Estado Islámico o Daesh en su origen, destacó que los militares que participan en la misión en Iraq están "llenos de moral" y con la "convicción de que están contribuyen a que este país consiga alcanzar un futuro que es difícil de conseguir".

"La labor de nuestros militares es ejemplar y así lo ha reconocido tanto las autoridades iraquíes como los miembros de la coalición internacional", sentenció. Esto le sirvió para insistir en que España "colabora de una manera especial" contra el terrorismo, ya que es el segundo país contribuyente en la formación de las Fuerzas Armadas iraquíes. "Eso es muy notable. Tenemos muy claro lo que hay que hacer contra el terrorismo desde hace tres años", dijo.

Preguntado por la colaboración que España puede prestar a Francia después de los atentados que golpearon a este país el pasado 13 de noviembre, Morenés defendió que "hemos recogido las peticiones del Gobierno francés mucho antes de que se hicieran".

Recordó la presencia de tropas españolas en Mali, Senegal, Gabón y República Centroafricana en apoyo de efectivos franceses. "Estamos en la lucha antiterrorista desde hace tres años, sin que nadie nos obligase. Lo hicimos por estrategia, convicción y solidaridad con estos países", explicó.

Por último, el titular de Defensa quiso dejar claro que un aumento de la participación de España en la lucha contra el yihadismo se ha de hacer en el marco de la coalición internacional y con la aquiescencia de la UE y la OTAN, "en caso de que ésta decidiese tomar alguna medida. No hay liderazgo de unos sobre otros". También citó la importancia de que la sociedad sea consciente de la gravedad de este problema.

RELEVO EN LA MISIÓN

Estos dias se está produciendo en Iraq el relevo de los efectivos que integran el grueso del contingente español en la base 'Gran Capitán' en Besmayah. La Fuerzas Armadas españolas se integran en la misión internacional con el objetivo de instruir al Ejército iraquí en la lucha contra el yihadismo.

De este modo, los 231 efectivos de la Brigada 'Extremadura XI', con sede en Badajoz, ocho de los cuales son mujeres y que estarán al mando del coronel José María Gutiérrez del Olmo, sustituyen a la Brigada Paracaidista 'Almogávares VI', que ha estado comandada por el coronel Francisco José Romero Marí. El contingente partió hacia Besmayah en tres vuelos los días 9, 13 y 17 de diciembre.

La brigada 'Extremadura XI', que este año celebra su 50 aniversario, contaba con desplegar, por cuarta vez, en Líbano. Sin embargo, el cambio en la secuencia de empleo en operaciones del Plan de Disponibilidad les ha llevado a desplegar en dos escenarios distintos: Iraq, donde ya desplegó en 2004 como Brigada Multinacional 'Plus Ultra II', y Mali. Así pues, la Brigada 'Extramadura XI' será la primera unidad de Fuerzas Pesadas que participen tanto en Iraq como en Mali, misiones que hasta la fecha eran protagonizadas por Brigadas de Fuerzas Ligeras.

Los miembros del contingente que participará en Iraq han recibido clases de inglés y de árabe, han tenido conocimiento de primera mano del material que tiene en dotación el Ejército iraquí, han recibido formación de conductores, tiradores y mantenimiento de los vehículos blindados 'Lince' y RG-31' y también se les ha aleccionado sobre el uso del dron 'Raven'.

También han acudido a jornadas de autoprotección centradas en aspectos como los ataques 'green on blue', protagonizados por elementos de las fuerzas locales que atacan a sus instructores de las fuerzas internacionales.

El germen de este contingente es el equipo de instructores, formado por dos equipos españoles y uno portugués, que se integra en el español y que ya está en Besmayah. La mayoría del personal procede del 'Saboya', aunque cuenta también con componentes del Grupo de Artillería de Campaña y del Batallón de Zapadores de la brigada.

El contingente lo completan la Unidad de Protección, una unidad logística (formada por miembros del Grupo Logístico XI y la Agrupación de Apoyo Logístico Número 61), una unidad de transmisiones (con personal de la Compañía de Transmisiones Número 11 y de la Brigada de Transmisiones) y una unidad de apoyo a la base (procedente del Grupo Logístico) para el mantenimiento de las instalaciones.