Declarados inocentes los bomberos españoles detenidos por rescatar refugiados

Los tres bomberos sevillanos de la ONG Proem-Aid acusados de tentativa de tráfico de personas en la isla de Lesbos han sido declarados hoy inocentes de sus cargos después de declarar durante varias horas ante un juzgado de Mitilene (Grecia). Los tres bomberos españoles Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, detenidos en 2016 en Lesbos por la Guardia Costera Griega cuando desempeñaban como volunatrios de la ONG Proem-AID tareas de rescate de refugiados, estaban acusados por un presunto delito de tráfico de personas, penado con diez años de cárcel, que se remonta a enero de 2016, cuando se encontraban en la isla de Lesbos, realizando tareas de rescate humanitario.

El tribunal de primera instancia de Lesbos absolvió hoy a Manuel Blanco, Julio Latorre y Enrique Rodríguez del delito de tentativa de tráfico de personas, después de que el juez rechazase los argumentos de la acusación de que los bomberos de esa ONG tenían la intención de traficar con personas cuando en enero de 2016 realizaban labores de rescate en esta isla griega.

Los tres bomberos se manifestaron "felices" y "aliviados" tras la decisión de esa corte helena. "La sentencia demuestra que salvar vidas no es un delito", dijo Manuel Blanco al salir del tribunal, tras un juicio que se ha prologado diez horas, mientras que su compañero Julio Latorre señaló que estaban "súperfelices y contentos. Se ha hecho justicia, ha imperado la verdad sobre la estupidez", en declaraciones a Efe.

"Por fin podemos descansar, parecía que nunca acababa, faltaba poco pero siempre se alargaba un poquito más", ha dicho a los periodistas Quique Rodríguez, quien ha confesado estar muy emocionado, todavía con alguna lágrima en los ojos. Ha agradecido "de corazón" a todo el mundo el fuerte apoyo que han conseguido ante su acusación y han subrayado que el resultado ha sido "la suma de todos".

Su compañero Manuel Blanco ha asegurado que no están faltos de fuerzas y que quieren seguir, aprovechando las cámaras de televisión que ahora les enfocan "para decir que sigue ocurriendo lo mismo en el Mediterráneo, que se siguen perdiendo vidas". "Es un espaldarazo para decir que cuando se salvan vidas no es un delito", ha agregado Blanco, quien ha recordado que ahora ha sido una jueza la que lo ha dicho.

Ha opinado que los voluntarios son los que han representado en Grecia "la mejor cara de Europa", independientemente de que "vistan de naranja, azul o rojo".

SE ENFRENTABAN A UNA PENA DE HASTA 10 AÑOS

Desde que fueron detenidos, han defendido en reiteradas ocasiones su inocencia y han alertado de se les va a juzgar por un supuesto delito de tentativa de tráfico de personas que no existe, pues el día en que se produjo su detención no habían rescatado a nadie. Según cuentan, aquella noche, recibieron una llamada de la ONG danesa 'Team Humanity' pidiendo ayuda para salir al mar a efectuar un rescate. Acompañaron a los voluntarios daneses en su embarcación, porque la de Proem-AID estaba en reparación. Aunque la ayuda entre voluntarios es una práctica habitual, aquel día era la primera vez que se embarcaban en otra nave.

"Cuando regresábamos a puerto fuimos interceptados por las autoridades, nos pidieron que les acompañásemos a puerto, y allí, después de unas horas, los guardacostas griegos nos dijeron que estábamos detenidos por facilitar la entrada de personas que no tenía derecho legal para entrar", ha relatado Manuel Blanco, que cree que la detención fue fruto de un "error" porque estuvieron en contacto con las autoridades para que les asignaran áreas de trabajo.

Aunque en el escrito recibido por la Justicia griega para la citación no detallaba la pena imputable, estos bomberos han sido informados por parte de sus abogados helenos de que si finalmente se les imputara el cargo de tentativa de tráfico de personas podrían enfrentarse a una pena de hasta diez años de cárcel.

Además de contar con apoyo y asesoramiento legal, los tres acusados, que han trabajado de forma ininterrumpida en la zona desde finales de 2015 hasta finales de agosto, tienen muy presente el artículo 98 de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, que indica que el deber de cualquier capitán de un barco, siempre que pueda hacerlo, es auxiliar a las personas que están en peligro.

DASTIS SATISFECHO: "TENÍA CONFIANZA EN QUE LA DECISIÓN IBA A SER ESTA"

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se ha mostrado "satisfecho" por la decisión de la justicia griega de dictar libertad sin cargos para los tres bomberos españoles acusados de un presunto delito de tráfico de personas en Lesbos, (Grecia). "Tenía confianza en que la decisión iba a ser esta", ha asegurado Dastis.

En declaraciones a la prensa en el Senado, Dastis ha mandado un saludo cordial a Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, con los que ha señalado que no ha podido hablar desde su puesta en libertad, pero ha recordado que mantuvo un encuentro con ellos en el Ministerio de Exteriores donde los bomberos le regalaron la camiseta de su asociación. "Encantado de haber apoyado a personas que hacen tanto por lo demás", ha reiterado.

"Lo que hacen ellos lo hacen regularmente en colaboración de los guardacostas, por lo que es una decisión lógica de la justicia griega", ha subrayado el ministro sobre los bomberos que ejercían de voluntarios de la ONG Proem-AID.

Preguntado por una supuesta mediación del Gobierno español en este caso, el ministro ha rechazado que haya habido ninguna conversación aparte de un contacto con su homólogo griego. "No cabe hablar de mediación con la Justicia", ha asegurado, "hablé con mi colega y me dijo que se iba a interesar, pero con el mayor respeto de decisiones de la Justicia", ha concluido.

SUSANA DÍAZ: "ANDALUCÍA ESTÁ ORGULLOSA DE VOSOTROS"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado que "se ha hecho justicia" al ser declarados inocentes los tres bomberos sevillanos Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, que han sido juzgados este lunes en la isla griega de Lesbos. "Os esperamos pronto en casa. Andalucía está orgullosa de vosotros", ha trasladado Susana Díaz a través de su cuenta en Twitter a Manuel, Quique y Julio, apuntando que "salvar vidas no es delito".

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán también ha indicado en su cuenta en Twitter que desde Andalucía "sentimos una felicidad inmensa" por la decisión judicial. "Europa necesita más personas como Manolo, Quique y Julio. Inocentes", ha apuntado.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, también ha señalado en su cuenta en Twitter que hoy "se ha hecho justicia con los bomberos sevillanos juzgados por salvar vidas en las costas de Lesbos".