Decenas de muertos en el centro de El Cairo en el Viernes de la ira

Más de 60 personas han muerto hoy en los choques entre partidarios y detractores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en el barrio de Ramsés, en el centro de El Cairo, según los Hermanos Musulmanes.

La Hermandad apuntó en su página web que hay más de 60 cadáveres en sus hospitales de campaña en la zona, una cifra aún no confirmada por el Gobierno, que habla de 17 fallecidos en todo el país.

La cofradía islámica, grupo al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, explicó que desde tres helicópteros dispararon balas y gases lacrimógenos contra los manifestantes en Ramsés.

Una fuente de los servicios de seguridad dijo a Efe que al menos quince personas fallecieron, entre ellas varios policías, y decenas resultaron heridas por disparos contra una comisaría cerca de ese barrio.

La fuente responsabilizó del ataque contra la comisaría de Ezbeqiya, una de las principales de la capital, a miembros de los Hermanos Musulmanes.

Según la fuente, los islamistas abrieron fuego contra la comisaría desde el puente 6 de Octubre y desde un edificio en construcción.

Por su parte, los Hermanos Musulmanes señalaron que las fuerzas del Ministerio del Interior dispararan contra los miles de manifestantes islamistas congregados en Ramsés, en los alrededores de la mezquita de Al Fath.

La Hermandad subrayó que la policía está apoyada por "baltaguiya" (matones).

En Ramsés se desarrollan actualmente choques entre partidarios y detractores de Mursi, que también se enfrentan en el puente 15 de Mayo. Las fuerzas del orden han disparado gases lacrimógenos para dispersar a los contendientes.

La televisión egipcia ha señalado que los contendientes emplean armas de fuego en los enfrentamientos en esta zona.

Los choques de hoy en distintas partes del país comenzaron después de que los islamistas salieran a las calles tras la oración musulmana del mediodía del viernes para protestar por la operación policial del miércoles contra dos de sus acampadas en El Cairo, que degeneró en disturbios con casi 600 muertos, según el Gobierno.

AL MENOS 10 MUERTOS Y 100 HERIDOS EN ALEJANDRÍA

Al menos 10 personas murieron hoy y 100 resultaron heridas en disturbios en la segunda ciudad de Egipto, Alejandría, donde se han registrado choques entre partidarios y opositores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi.

La agencia de noticias estatal Mena, que cita una fuente médica de la Administración de Asuntos Sanitarios de la ciudad, señaló que la mayoría de las víctimas presentan impactos de bala y de perdigones.

LOS HERMANOS MUSULMANES DENUNCIAN QUE LOS MILITARES QUIEREN CONTROLAR EL PODER

El guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, denunció hoy que el golpe de Estado perpetrado por los militares el pasado 3 de julio no fue para alejar al presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, del poder, sino para tomarlo ellos. Badía, en paradero desconocido, se quejó en un comunicado de que las Fuerzas Armadas intervengan en política para "establecer un estado militar, dictatorial y policial", en su primer mensaje tras el desmantelamiento de las acampadas de los islamistas en El Cairo el pasado miércoles.

EL CONSEJO DE SEGURIDAD SEÑALA PREOCUPACIÓN Y PIDE FIN DE VIOLENCIA EN EGIPTO

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU señalaron hoy su "preocupación" por la grave situación en Egipto y pidieron a todas partes el final de la violencia. Los miembros del Consejo "rechazaron toda forma de violencia", dijo a la prensa la presidenta de turno del órgano la embajadora argentina, María Cristina Perceval, al final de una reunión a puerta cerrada.

La discusión se entabló tras un informe que presentó el secretario general adjunto de la ONU, Jan Eliasson, sobre la situación en Egipto tras el medio millar de muertos y los miles de heridos que se produjeron ayer en la represión de las protestas islamistas.

EGIPTO HABLA DE COMPLOT TERRORISTA

El Gobierno egipcio consideró hoy que se enfrenta a un plan terrorista de los Hermanos Musulmanes y llamó a los ciudadanos a la unidad nacional y a no hacer caso a los llamamientos que incitan a las divisiones.

En un comunicado, el Consejo de Ministros explicó que "se enfrenta a terroristas y a infractores de la ley" y que por eso las autoridades han detenidos a miembros de los Hermanos Musulmanes.