Cumbre europea extraordinaria el 27 de mayo para discutir la sucesión de Barroso

BARROSO470_30
BARROSO470_30 |archivo

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha convocado una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho para el próximo 27 de mayo, tan solo dos días después de las elecciones a la Eurocámara, para empezar a discutir sobre quién sucederá a José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión Europea y sobre el resto de altos cargos comunitarios que deben renovarse este año.

La reunión, que será una cena informal, tiene como objetivo "discutir el camino a seguir tras las elecciones europeas", aunque en principio no está previsto designar ya a un candidato para presidir la Comisión, según han informado a Europa Press fuentes del gabinete de Van Rompuy.

"El presidente del Consejo Europeo deberá verificar si un candidato tiene una mayoría posible en el Parlamento", ha dicho Van Rompuy en una entrevista al diario belga Le Soir.

"Si el Parlamento viene con un candidato que tenga una mayoría estable y creíble, no una amalgama heteróclita de todos los votos negativos, esto será un elemento extraordinariamente importante. Pero yo por mi parte debo reunir una mayoría cualificada en el Consejo Europeo", ha explicado.

LA ELECCIÓN DEPENDERÁ DE LOS LÍDERES EUROPEOS DE ACUERDO A LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES EUROPEAS

De acuerdo con el Tratado de Lisboa, los líderes europeos son los responsables de designar al presidente de la Comisión "teniendo en cuenta el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo". La Eurocámara debe entonces ratificarlo por mayoría.

Por primera vez, los diferentes grupos políticos del Parlamento han decidido elegir a su candidato para presidir el Ejecutivo comunitario en un intento de personalizar las elecciones y movilizar una mayor participación. Pero la canciller alemana, Angela Merkel, ya ha avisado de que los líderes europeos no tienen la obligación de ratificar al candidato que proponga el Parlamento.

"Hay que salir del juego de rivalidades. El Tratado prevé que sea el Consejo Europeo el que haga una propuesta tras consultas. Es lo que haremos", ha dicho Van Rompuy. La designación del presidente del Ejecutivo comunitario se producirá probablemente en el Consejo Europeo del 26 y 27 de junio.

Hasta ahora, los socialistas han elegido como candidato al actual presidente de la Eurocámara, el alemán Martin Schulz; los liberales al ex primer ministro belga, Guy Verhofstadt; los verdes tienen dos candidatos, el francés José Bové y la alemana Ska Keller; mientras que izquierda unitaria ha optado por el líder del partido griego Syriza, Alexander Tsirpas.

Por su parte, el actual grupo mayoritario, el PP europeo, escogerá a su candidato en el congreso que celebra a principios de marzo en Dublín. Ya se han postulado el ex primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, y el comisario de Mercado Interior, el francés Michel Barnier. También son candidatos el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, y el letón, Valdis Dombrovskis.

Sin embargo, según la prensa europea, la favorita de la canciller alemana es la actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde. Lagarde no quiso manifestarse sobre su posible candidatura durante una visita a Bruselas esta semana.

Además de Barroso, también dejarán su cargo este año el propio Van Rompuy, así como la Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton.

También se especula sobre la creación del puesto de presidente a tiempo completo del Eurogrupo, cargo en el que podrían estar interesados el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn.