Cuba y EEUU abrirán embajadas en Washington y La Habana a partir del 20 julio

Cuba y Estados Unidos abrirán sus respectivas embajadas en Washington y en La Habana a partir del 20 de julio, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano en una nota oficial.

La Cancillería de Cuba recibió hoy de manos del jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos una carta del presidente de ese país, Barack Obama, dirigida a su homólogo cubano, Raúl Castro, en la que "confirma la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países y abrir misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales".

La apertura de las sedes diplomáticas se producirá a partir del 20 de julio de 2015, según el comunicado de la Cancillería cubana divulgado en su página web.

El secretario de Estado norteamericano John Kerry, viajará "este verano" a La Habana para abrir la Embajada estadounidense en Cuba.

PIDE AL CONGRESO LEVANTAR EL EMBARGO SOBRE CUBA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó hoy al Congreso de su país a que "escuche al pueblo cubano y al pueblo estadounidense" y empiece a trabajar para levantar el embargo sobre Cuba.

Tras anunciar la reapertura de embajadas en La Habana y Washington en una intervención desde los jardines de la Casa Blanca, el mandatario instó a los congresistas a avanzar en la legislación necesaria para eliminar las restricciones que permitan restablecer los viajes y el comercio entre Estados Unidos y la isla.

"Pido al Congreso que dé los pasos necesarios para levantar el embargo que impide que los estadounidenses puedan viajar y hacer negocios en Cuba. Les pido que empiecen a trabajar en ello", insistió el presidente.

Obama insistió en que las encuestas a la ciudadanía de ambas naciones muestran "el entusiasmo" de los dos países por acabar con más de 50 años de aislamiento, y urgió a los legisladores a que se consume el fin de las restricciones.

Aunque desde el pasado 17 de diciembre, cuando Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron el reinicio de los contactos, Estados Unidos ha aliviado algunas de las prohibiciones a la isla a través de órdenes ejecutivas, el embargo sobre La Habana solo puede ser levantado por completo desde el Congreso.

En estos meses, varias propuestas de ley para facilitar los viajes y mejorar el intercambio comercial ya han sido presentadas en el Capitolio, pero los congresistas aún no las han sometido a consideración.

La apertura de embajadas, prevista -según La Habana- para el 20 de julio, y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas deja ahora en manos del Congreso el progreso de la normalización entre ambos países."A través de ese compromiso podemos ayudar a mejorar las vidas de los cubanos. No podemos dejar que el futuro sea rehén del pasado", aseveró Obama.

SIETE MESES DE NEGOCIACIONES TRAS 54 AÑOS DE RUPTURA

El anuncio se produce más de seis meses después de que Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, sorprendieran al mundo con su histórico anuncio, el pasado 17 de diciembre, de que iniciarían un proceso para restablecer las relaciones diplomáticas, rotas en 1961.

Desde entonces, ha habido cuatro rondas formales de negociación, dos en La Habana y dos en Washington, para concretar la apertura de las embajadas en las respectivas capitales, que se erigirán en los edificios que ahora ocupan las secciones de intereses de ambos países.

La apertura de embajadas cerrará la fase del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero no la total normalización, ya que para eso es necesario, según La Habana, el levantamiento del embargo económico impuesto a la isla en 1962 y la devolución de los terrenos que ocupa la Base Naval de Guantánamo, temas difíciles de resolver.

La última ronda de negociación, celebrada en mayo en Washington, culminó con el mensaje de que la apertura de las sedes diplomáticas estaba cerca, una idea que se reforzó el día 29 de ese mes, cuando se oficializó la salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Ese viaje, que marcaría el de más alto rango de un funcionario estadounidense a Cuba en más de medio siglo, podría no ser inminente, dado que el jefe de la diplomacia de Estados Unidos se encuentra en Viena para las negociaciones nucleares con Irán y el plazo para alcanzar un acuerdo en ese tema se aplazó hoy hasta el 7 de julio.