Cristina Fernández de Kirchner se perfila como ganadora en las elecciones argentinas

Casi 29 millones de argentinos estaban convocados a las urnas para elegir al próximo presidente del país. Cristina Fernández, que se ha emocionado al recordar a su marido tras emitir su voto en la ciudad meridional de Río Gallegos, se perfila como la gran favorita para obtener la victoria en la primera vuelta.

Para ello deberá obtener el 45 por ciento de los votos, frente a los otros seis candidatos que se presentan. La fragmentación de la oposición favorece la hegemonía del peronismo, encarnado por la actual presidenta.

Tras suceder a su marido, Néstor Kirschner, y superar su muerte hace un año, Fernández podría liderar el periodo peronista más largo en el poder, superando incluso al general Perón.

"Emocionalmente en un momento muy particular, soy la presidenta, militante, pero sobre todas las cosas soy una mujer, la mujer de un hombre que marcó la vida de la política argentina, que ha ingresado definitivamente en la Historia", dijo la mandataria, que no pudo evitar derramar unas lágrimas en memoria de su esposo.

Kirchner (2003-2007), "marcó una etapa histórica, un ciclo en Argentina", agregó Fernández, que vestida de riguroso luto acudió a votar a una escuela de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia, a unos 2.600 kilómetros de Buenos Aires.

"Se que él (Kirchner) desde donde esté, debe estar muy contento", añadió la presidenta, que junto a su escolta personal se abrió paso a duras penas entre los cientos de simpatizantes que la aguardaban en la escuela donde votó.

De buen humor, Fernández saludó efusivamente a los miembros de la mesa electoral, repartió besos y abrazos entre sus simpatizantes y accedió a hacerse fotos con sus vecinos. La presidenta explicó que vive la jornada electoral que se desarrolla en Argentina con "mucha emoción" porque "se culmina un proceso constitucional y político" inaugurado con las inéditas elecciones primarias que se celebraron el pasado agosto, y que le dieron una contundente victoria: más del 50 por ciento de votos y una ventaja de casi 38 puntos sobre su más directo adversario.

Según estimaciones oficiales, la participación puede superar a la registrada en las elecciones primarias que se celebraron en agosto y que llegó al 75 por ciento.

En estos comicios también se renuevan 130 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio de las 72 bancas del Senado, además de celebrarse elecciones locales en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santa Cruz, Jujuy, San Juan, Mendoza y Formosa.