Corea del Sur y EE.UU. elevan la alerta ante posible lanzamiento norcoreano

El mando conjunto de las fuerzas surcoreanas y estadounidenses en la península coreana elevó hoy un nivel su sistema de alerta ante los indicios que apuntan a que el régimen de Pyongyang podría llevar a cabo próximamente pruebas de misiles balísticos.

Las tropas de Corea del Sur y Estados Unidos incrementaron su estado de vigilancia de "Watchcon 3" a "Watchcon 2", que se activa al considerar que existe una amenaza importante, explicaron oficiales del mando conjunto a la agencia Yonhap. El ejército de Corea del Sur también ha puesto en marcha un grupo de trabajo encargado de supervisar y analizar los últimos avances en los preparativos norcoreanos.

Según imágenes obtenidas por satélite en los últimos días, se cree que Pyongyang ha trasladado misiles balísticos de alcance medio Musudan a su costa oriental y los ha montado sobre plataformas de lanzamiento.

Estos proyectiles, que aparentemente nunca han sido probados por el régimen, tienen un supuesto alcance de unos 3.000 o 4.000 kilómetros, lo que en teoría permitiría alcanzar objetivos en Japón o en las bases estadounidenses de la isla de Guam en el Pacífico.

Representantes del Gobierno surcoreano y expertos creen que el hermético régimen podría llevar a cabo uno o varios lanzamientos de prueba esta semana o la próxima con motivo de la conmemoración, el 15 de abril, del aniversario del fundador del país, Kim Il-sung, abuelo del actual líder, Kim Jong-un.

Las imágenes obtenidas por satélite también han revelado el despliegue en la franja oriental de más plataformas móviles de lanzamiento, aparentemente para misiles con alcances menores que el Musudan, lo que según la inteligencia surcoreana apunta a que Pyongyang podría realizar varios lanzamientos simultáneos.Ante estos indicios Corea del Sur ha desplegado dos navíos con sistemas para interceptar misiles Aegis en sus costas del Mar Amarillo (Mar Occidental) y del Mar del Este (Mar de Japón).

También ha puesto en funcionamiento el sistema de radar defensivo tierra-aire Green Pine, y el sistema de alerta temprana Peace Eye, que consta de cuatro aviones de vigilancia Boeing 737 AEW&C. Por su parte, Japón ha desplegado baterías de misiles tierra-aire Patriot Advanced Capability-3 (PAC-3) en Tokio y sus alrededores y ha enviado destructores con sistemas Aegis al Mar de Japón.

COREA DEL NORTE ATACARÁ LAS PRINCIPALES CIUDADES JAPONESAS EN CASO CONFLICTO

Corea del Norte ha amenazado hoy con convertir en un "campo de batalla" a Japón, con posibles ataques en sus principales ciudades, entre ellas Tokio, Osaka o Kioto, en el caso de que los nipones lleven a cabo movimientos que provoquen el inicio de un conflicto armado.

En un editorial que publica hoy el diario del Partido único norcoreano, Rodong Sinmun, el régimen amenaza también con causar la "destrucción" de Japón si actúa políticamente contra su país, en un momento de elevada tensión en la península por la continuas amenazas bélicas norcoreanas. "Japón está cerca de nuestro territorio y por lo tanto no podrá huir de nuestros ataques", detalla el editorial, que cita cinco ciudades niponas, en las que se encuentra un tercio del total de su población de cerca de 127 millones, como posible objetivo militar.

El editorial norcoreano denuncia que Japón ha colocado numerosas dotaciones militares la costa frente al país comunista, con lo que "si realiza un acto de guerra, todo el territorio del archipiélago japonés se convertirá en un campo de batalla".

También reitera su amenaza contra las bases militares de EEUU en territorio nipón: "El Ejército de Corea del Norte es absolutamente capaz de hacer saltar por los aires las bases militares no solo en Japón sino en otras áreas de la región Asia-Pacífico". "El actual régimen japonés está optando por el riesgo militar, intensificando su política hostil contra Corea del Norte en línea con la política dura de EEUU de reprimir con la fuerza de las armas", señala el editorial.