Corea del Norte asegura en un comunicado que no hará cambios políticos

Corea del Norte abre la era del "líder supremo" Kim Jong-un
Corea del Norte abre la era del "líder supremo" Kim Jong-un

La Comisión de Defensa Nacional de Corea del Norte afirmó hoy a través de un comunicado recogido por la agencia surcoreana Yonhap que no habrá cambios políticos, un día después de proclamar a Kim Jong-un como nuevo "líder supremo", tras la muerte de su padre, Kim Jong-il. Además, el país comunista, que ayer cerró los actos funerarios en honor del dictador Kim Jong-il, amenazó con "no entablar relaciones" con el Gobierno conservador surcoreano presidido por Lee Myung-bak.

Es el primer comunicado de Corea del Norte tras los 13 días de luto oficial decretados por Pyongyang por la muerte del líder y, según la agencia Yonhap, podría representar la futura orientación política del régimen comunista con respecto a la vecina Corea del Sur y a sus aliados.

La Comisión Nacional de Defensa, que remitió el despacho, es, según la Constitución del Corea del Norte, el máximo órgano rector de su ejército, que cuenta con 1,1 millones de soldados, y el que gestiona los asuntos militares en el país totalitario. Decenas de miles de soldados y civiles norcoreanos se dieron cita ayer en Pyongyang junto a autoridades del Partido de los Trabajadores y del ejército para oficiar un memorial en honor de Kim Jong-il, en el que se proclamó a su tercer hijo, Kim Jong-un, "líder supremo" del país comunista.

Los discursos pronunciados durante el acto por el número dos del régimen, Kim Yong-nam, y por el general Kim Jong-gak apuntaron a que que el sucesor cuenta con el apoyo total de las Fuerzas Armadas y que su gobierno podría seguir la línea de "el ejército primero" implementada por su padre, que gobernó el país durante 17 años.