El Constitucional alemán avala la participación germana en los rescates

El Tribunal Constitucional Federal de Alemania ha rechazado las demandas presentadas contra la participación del país germano en el primer rescate de Grecia, así como en el fondo de asistencia financiera para los países de la eurozona con problemas de deuda, aunque en su dictamen subraya el papel clave a desempeñar por el Parlamento alemán (Bundestag) en el control de futuros rescates.

Así, en su dictamen el Tribunal afirma que el Gobierno alemán debe contar con la aprobación del comité parlamentario de presupuestos antes de comprometerse a prestar cualquier ayuda, una circunstancia que podría ralentizar la aplicación de los acuerdos alcanzados por el Eurogrupo. "El Gobierno federal requiere la aprobación del comité parlamentario de presupuestos antes de comprometer garantías", dijo el juez Andreas Vosskuhle en la lectura del veredicto.

Asimismo, el Constitucional germano dictaminó que el Bundestag deberá contar con "suficiente influencia" en el establecimiento de las condiciones de futuros acuerdos de rescate. "Como representantes del pueblo, los representantes elegidos por el Bundestag en el marco de la UE controlarán las decisiones básicas de la política presupuestaria", añade la sentencia.

De hecho, el juez subrayó que esta decisión del Constitucional "no debería malinterpretarse como un cheque en blanco para nuevos paquetes de rescate".Los denunciantes, un grupo de cinco profesores universitarios y un diputado conservador bávaro, habían presentado tres demandas por separado ante el Constitucional germano al considerar que la participación de Alemania en el primer rescate de Grecia y en el posterior mecanismo de ayuda establecido para asistir en países en dificultades vulneraban el papel de control que debe ejercer el Bundestag sobre los presupuestos del país.

MERKEL CONSIDERA QUE SU MISIÓN CENTRAL ES SACAR A EUROPA CON ÉXITO DE LA CRISIS

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que su "misión central en la presente legislatura" es ayudar a que Europa salga de la crisis financiera con "el mismo éxito con el que lo ha conseguido Alemania"."Alemania es de nuevo la locomotora de crecimiento en la UE", dijo Merkel en una intervención ante el Bundestag, el Parlamento alemán, con motivo de los debates presupuestarios, en la que subrayó los éxitos económicos de su gobierno y su deseo de que estos se vean proyectados a sus socios en la UE.

En ese sentido comentó que, sin embargo, los éxitos económicos de este país no pueden perdurar si en el Viejo Continente no se produce un proceso igual, ya que "el futuro de Alemania es inseparable del futuro de Europa".La canciller alemana destacó que las reformas en caso de necesidad de los tratados de la Unión Europea no debe ser un tabú, sobre todo a la vista de las consecuencias de una crisis causada por los problemas financieros de algunos socios, caso no contemplado en el tratado de Lisboa.

En ese sentido subrayó que lo que no puede ser es que la crisis de un país como Grecia, que supone el 2 % de la capacidad económica de la zona del euro, llegue a amenazar el futuro de la moneda única.