China expulsa de Pekín a la esposa del Nobel de la Paz Liu Xiaobo

Nobel_2010109V0.wmv

La esposa del Nobel de la Paz 2010, Liu Xiaobo, se dirige hoy bajo custodia a la prisión donde el galardonado cumple condena para informarle de la noticia, después de negociar con las autoridades su silencio, informaron fuentes cercanas a la pareja. Liu Xia relató a la emisora Free Asia que la policía le dijo que planeaban llevarla a Jinzhou, pero que temía ser mantenida bajo arresto domiciliario en otro lugar fuera de Pekín

La poetisa Liu Xia fue obligada ayer a abandonar su domicilio de forma secreta y bajo una fuerte vigilancia policial plantando al centenar de periodistas que esperaban que saliera de su apartamento para comentar con la prensa la decisión del Instituto Nobel Noruego. Fuentes disidentes aseguran que Liu negoció con las autoridades su silencio a cambio de poder visitar hoy a su marido e informarle del premio, ya que se encuentra incomunicado en la cárcel; no obstante, la esposa facilitó declaraciones a algunos medios y envió un comunicado expresando su agradecimiento y pidiendo libertad para Liu.

Según informó hoy el periodista disidente Wang Jinbo, Liu Xia viaja bajo custodia y acompañada por su hermano a la localidad de Jinzhou, en la vecina provincia de Liaoning y a 480 kilómetros al noreste de la capital china, donde su marido cumple 11 años de condena desde diciembre de 2009 por haber pedido democracia a través de un manifiesto. Wang, que es amigo de la poetisa, señala que la seguridad en los alrededores de la prisión se ha intensificado esta mañana y que las secciones de acceso a la misma han sido bloqueadas.

Los vecinos de Jinzhou aseguran que no han visto demasiados efectivos de seguridad pública, aunque la policía ha detenido a un vehículo con periodistas de Hong Kong que han sido trasladados a comisaría para ser interrogados y a continuación fueron invitados a abandonar la localidad.

Las autoridades detienen desde ayer por la tarde a disidentes e intelectuales chinos cercanos al matrimonio o que rubricaron el manifiesto político liderado por Liu Xiaobo, la Carta 08, según informa el abogado disidente Teng Biao. Entre estos se encuentra el activista Wan Yanhai, bajo arresto domiciliario en Pekín, y miembros del grupo de defensa de los derechos de enfermos de sida y homosexuales Instituto Aizhixing, cuyas oficinas en la capital fueron intervenidas por la policía.

Tensión política

El Gobierno chino convocó ayer a una reunión al embajador noruego en Pekín, tras la concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente y escritor Liu Xiaobo, informó la subdirectora del ministerio noruego de Exteriores, Ragnhild Imerslund. La concesión del premio Nobel de la Paz al disidente chino, que ha pasado once años de prisión, ha desatado un clamor en todo el mundo a favor de su liberación, mientras Pekín lanza amenazas y califica de "blasfemia" la decisión del Comité Nobel.