Cerca de un millón de estadounidenses por el control de las armas

Cerca de un millón de personas se suman en decenas de ciudades de Estadous Unidos a las "Marchas por nuestras vidas", en las que han exigido un mayor control de las armas de fuego. El movimiento ha nacido a raíz de la matanza del instituto de Parkland, donde un antiguo estudiante mató a tiros a 16 personas, 14 estudiantes y dos profesores.

La Asociación Nacional del Rifle ha acusado a Hollywood de manipular a los jóvenes para conseguir la supresión de la segunda enmienda, que protege el derecho a portar armas.

El momento más emotivo fue al final del acto que cerraba la marcha principal, la de Washington. Gemma González, superviviente de la matanza de Porkland y una de las protagonistas del movimiento, citó uno a uno los nombres de las víctimas y pidió seis minutos y veinte segundos de silencio, el tiempo que tardó Nicolás Cruz en asesinar a las 16 personas.

"No entiendo como se pueden valorar más las armas que la vida de nuestros hijos", asegura Kendall Rainer. El detonante de la mencionada marcha fue la matanza de Parkland pero es consecuencia del hartazgo de buena parte de los norteamericanos a una permisividad que supuso que, en 2017, cerca de 16.000 personas murieran de un disparo.