Castristas y anticastristas se enfrentan ante la embajada de Cuba en Madrid

Castristas y anticastristas se han enfrentado hoy ante la embajada de Cuba en Madrid durante la concentración de unos y otros que han confluido en el Paseo de La Habana de la capital con motivo de la muerte de Fidel Castro.

La Policía ha tenido en algún momento que separar a personas de uno y otro bando cuando llegaban incluso a las manos, durante una concentración que aún prosigue bajo la lluvia y en la que se han proferido insultos tanto a los opositores al régimen castrista que viven en España, como a los afines al gobierno de la isla.

La bandera de la embajada ondea a media asta y numerosos medios de comunicación se han desplazado hasta la sede de la legación cubana para recoger el testimonio de los concentrados, la mayoría de ellos procastristas.

Agentes de la Policía han separado a los dos grupos y han requisado al presidente de Cuba Democracia Ya, Rigoberto Carceller, botellas de champán con las que quería brindar "no por la muerte de Fidel, al que Dios perdone", sino porque hoy "empieza una nueva etapa para los cubanos".

"Cuba, Fidel y el Che" y "La revolución vive" son algunos de los lemas que están coreando los concentrados. Mientras unos han alabado los progresos sociales en educación y sanidad del régimen castrista, otros lo han tildado de "dictadura" y han criticado a los españoles que apoyan a ese gobierno porque "sólo les interesa ir a la isla a disfrutar", según los testimonios de unos y otros recogidos por Efe.

La Plataforma Cuba Democracia Ya, formada por opositores cubanos residentes en España, ha celebrado hoy con "profunda alegría" la noticia del fallecimiento del líder cubano Fidel Castro y ha convocado una concentración en Madrid para "brindar por una muerte tan pacíficamente deseada".

"Uno no se puede compungir por la muerte de un dictador, es un gran momento para Cuba", ha señalado en declaraciones a Efe Rigoberto Carceller, portavoz de la plataforma.

En opinión de Carceller, ahora se abre en Cuba "una posible página" hacia una transición pacífica.

"Ahora que ya no está esa sombra de Fidel, Raúl Castro tiene la oportunidad de encauzar a Cuba hacia una vida en democracia y respeto, donde quepan comunistas y no comunistas", ha señalado.

"Extiendo mi mano sin complejos, aquí esta la plataforma para evitar la confrontación civil, estamos dispuestos a acompañar pero no para oprimir y traicionar al pueblo cubano sino para transitar de una vez por todas en libertad", ha añadido.

Carceller ha recordado que Fidel Castro "encarceló y fusiló a inocentes, expropió a muchos cubanos, dividió a las familias con el exilio y encauzó a Cuba por la deriva de la confrontación", además de "usurpar y tiranizar" el espíritu de la revolución cubana.