Los caucus de Carolina del Sur podrían definir o prolongar la contienda republicana

usa

Los votantes han comenzado a acudir desde tempranas horas a las urnas en el estado sureño de Carolina del Sur, en unas primarias en las que el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, medirá fuerzas con otros tres rivales republicanos.

Desde las siete de la mañana hora local (12.00 GMT) y durante doce horas, los votantes de este estado de unos 4,3 millones de habitantes, participan en las primarias abiertas del "Estado de Palmetto", que desde 1980 han ayudado a definir al candidato presidencial de cada partido.

Romney, que hasta ahora es el favorito, ha reconocido que afronta una lucha cuesta arriba frente al expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, su más cercano rival y que ha logrado acortar distancia en las encuestas en los últimos días.

A juzgar por las encuestas, Gingrich tiene buenas probabilidades de ganar las primarias republicanas debido al aumento de apoyo que ha recibido de una coalición de veteranos de guerra, evangélicos, conservadores y partidarios del gobernador de Texas, Rick Perry, que abandonó la contienda el jueves pasado.

Además, según observadores, el resurgimiento de Gingrich se debe en parte a su buen desempeño en los debates republicanos del lunes y el jueves pasados, al proyectarse como el más conservador de los aspirantes presidenciales y la alternativa viable a Romney.

En 2008, Mitt Romney quedó en cuarto lugar en las primarias de Carolina del Sur, en parte por sus posturas moderadas en varios asuntos sociales y porque en aquella ocasión el exsenador Fred Thompson logró diluir sus votos.

Cuatro años más tarde, sin embargo, las encuestas dan a Romney una ventaja de diez puntos sobre Gingrich, su rival más próximo.

Según la encuesta de la empresa Gallup, Romney aventaja a Gingrich por diez puntos, 30 %-20 %, mientras que el exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, y el legislador tejano Ron Paul, empatan en tercer lugar con un 13% cada uno.

Según observadores, el proceso de primarias en 2012 se ha caracterizado por el escepticismo de los votantes, algo que bien podría prolongar la contienda por la candidatura republicana con vistas a los comicios presidenciales del 6 de noviembre.

Romney ganó en las primarias de Nuevo Hampshire el 10 de enero pero, a diferencia de los resultados preliminares de los "caucus" (asambleas partidistas) de Iowa siete días antes, perdió en ese estado.

Los resultados preliminares habían indicado que Romney ganó por ocho votos en un empate técnico del 25 % con Santorum, lo que le dio un fuerte impulso para las primarias de Nuevo Hampshire.

Sin embargo, el Partido Republicano de Iowa confirmó que Santorum fue el vencedor de los "caucus" en ese estado, con una ventaja de 34 votos sobre Romney.

OBAMA ENTRA EN CAMPAÑA CON ANUNCIOS, ACTOS DE RECAUDACIÓN Y GIRA

El presidente de EEUU, Barack Obama, que aspira a la reelección en los comicios de noviembre, va entrando poco a poco en campaña con la difusión de los primeros anuncios proselitistas, actos de recaudación y una gira por cinco estados que emprenderá la próxima semana.

El primer anuncio para televisión e internet lanzado por la campaña del presidente y candidato demócrata resalta sus logros en materia energética.

Así, señala que durante su Gobierno se han creado 2,7 millones de empleos vinculados a las energías limpias y que por primera vez en 13 años la dependencia estadounidense del petróleo extranjero está por debajo del 50 por ciento.

Desde el momento en que los republicanos comenzaron en Iowa el 3 de enero el proceso de primarias para elegir a su candidato presidencial el partido demócrata también entró en campaña.

Ese mismo día Obama realizó una videoconferencia desde Washington con miembros y simpatizantes demócratas de Iowa, a quienes les dijo que es "más optimista" de cara a esta nueva contienda electoral de lo que era en 2008.

Además, el presidente lleva ya varios meses participando en actos de recaudación para su campaña.

Precisamente, el jueves por la noche sorprendió a los asistentes a un acto de recaudación de fondos en Nueva York interpretando "a capela" un clásico del "soul" con el que apeló a la unidad del partido.

Con una sorprendente seguridad, Obama entonó el clásico "Let's Stay Together" (Vamos a estar juntos), en un guiño a su autor, que se encontraba entre el público, el reverendo Al Green, considerado una de las leyendas del "soul" estadounidense.

"Y... estoy tan enamorado de ti", cantó el presidente, entre los aplausos de los cientos de seguidores demócratas presentes en el teatro.

Por otro lado, esta semana la Casa Blanca anunció que Obama emprenderá la próxima semana una gira de tres días por Iowa, Nevada, Michigan, Arizona y Colorado, cinco estados claves para conseguir la reelección.

La gira comenzará el miércoles, un día después de que Obama pronuncie su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, en el que expondrá sus prioridades políticas para este año electoral.