Canadá investiga la conexión terrorista del atropello masivo que causó 10 muertos

Canadá investiga las posibles conexiones terroristas de Alek Minassian, un joven de 25 años identificado como el supuesto autor del atropello masivo de este lunes en Toronto, que causó al menos 10 muertos y 15 heridos. El ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, calificó el incidente como un "ataque horroroso", aunque dijo que el detenido "no tiene una conexión particular con la seguridad nacional". Por su parte, el jefe de Policía de Toronto, Mark Saunders, añadió que de momento tampoco se puede descartar el motivo terrorista y que es necesario que la investigación continúe.

Las autoridades canadienses confirmaron la identidad de Minassian, detenido como presunto autor del atropello, después de que fuentes gubernamentales la filtrasen a varios medios de comunicación, tanto en Canadá como en Estados Unidos. También elevaron de nueve a diez la cifra provisional de fallecidos, aunque no ofrecieron detalles sobre la identidad de las víctimas.

El supuesto autor de lo que fue descrito como un "ataque" fue detenido por un solo agente de la Policía de Toronto, sin necesidad de disparar un solo tiro, a apenas un kilómetro del lugar en que arrolló a decenas de personas que caminaban por la acera de la calle Yonge, la principal arteria de la ciudad canadiense.

En dos dramáticos vídeos del momento de la detención grabados por transeúntes, se observa como la persona identificada ahora como Minassian se sitúa enfrente de la furgoneta de alquiler, que tiene graves daños en su parte frontal, y apunta al agente de Policía con lo que parece un arma. Durante varios segundos, el agente le conmina a que se tire al suelo mientras el supuesto autor del atropello hace amagos de disparar y también advierte que tiene un arma en el bolsillo.

"Máteme, dispare a la cabeza", grita Minassian al policía mientras este sigue conminándolo a que se tire al suelo. Cuando el agente avanza, Minassian arroja el objeto que tenía en la mano, y que al parecer era un teléfono móvil, y se tira al suelo para ser arrestado.

La similitud de lo ocurrido con atentados terroristas sufridos en los últimos meses en varias ciudades europeas, y la coincidencia con la cumbre de ministros de Asuntos Exteriores y Seguridad del G7 que se celebra estos días en la ciudad, generó rápidamente sospechas de que fuese un ataque extremista. Pero funcionarios canadienses que han sido informados por los servicios de seguridad del país sobre el ataque filtraron a medios de comunicación que Minassian no tiene vínculos conocidos con organizaciones terroristas.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, que calificó el incidente como un "ataque horroroso" -lo que provocó conjeturas de que el atropello fuese un acto terrorista- también señaló en una rueda de prensa que el detenido "no tiene una conexión particular con la seguridad nacional". Goodale insistió en que el supuesto autor, "no parece estar conectado a la seguridad nacional, de acuerdo a la información disponible en estos momentos". Por su parte, el jefe de Policía de Toronto, Mark Saunders, añadió que de momento tampoco se puede descartar el motivo terrorista y que es necesario que la investigación continúe para determinar con exactitud lo sucedido.

Otras fuentes señalaron que el detenido tiene un historial de enfermedades mentales, aunque esa información tampoco ha sido confirmada oficialmente por las autoridades. Lo que se sabe de Minassian es que tiene 25 años de edad y en sus perfiles en las redes sociales Linkedin y Facebook señala que es un estudiante que vive en Richmond Hill, una pequeña localidad pegada a Toronto.

A pesar de que las autoridades canadienses no han encontrado vínculos con organizaciones terroristas, la Policía de Toronto anunció que ha aumentado las medidas de seguridad en torno al estadio de hockey sobre hielo Air Canada Centre donde esta noche se disputa un partido de la liga profesional.

TRUMP LO CALIFICA DE "TRAGEDIA"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó hoy de "tragedia" el atropello masivo en el que murieron 10 personas y que las autoridades investigan por posibles vínculos con el terrorismo. "Estados Unidos respalda al pueblo canadiense tras el trágico suceso de Toronto, en el que una furgoneta arrolló a una multitud de personas matando a varias e hiriendo a muchas más", dijo en un comunicado Trump.

Calificado como un "ataque" por las autoridades canadienses, Trump se mostró esta vez más cauto que en episodios similares anteriores y evitó vincular el atropello con terrorismo en una reacción horas después del suceso. En septiembre del año pasado, la primera ministra británica, Theresa May, instó a Trump a no "especular" sobre un ataque con decenas de heridos ocurrido en el metro de Londres.

En esta ocasión, Trump tan solo ofreció a Canadá "cualquier ayuda que requiera" y mostró sus condolencias con los familiares de los fallecidos. Canadá identificó a Alek Minassian, un joven de 25 años, como principal sospechoso del atropello masivo de este lunes con una decena de muertos en la principal arteria de Toronto, la calle Yonge.