Calderón destaca tranquilidad en las elecciones mexicanas, con algunos incidentes

El presidente mexicano, Felipe Calderón, afirmó hoy que las elecciones se están desarrollando "con normalidad" en la mayor parte del país, aunque agregó que ha habido algunos incidentes "de cierta preocupación", sin dar detalles.

El mandatario hizo sus declaraciones al votar en dos centros de votación de esta capital, en el primero para los cargos federales que hoy se eligen y en el segundo para los comicios locales.

Calderón, que asumió la presidencia en diciembre del 2006 y la cederá el 1 de diciembre próximo a quien sea elegido hoy, destacó que el proceso electoral es "respetable y confiable".

"Ha habido algunos incidentes, algunos de ellos de cierta preocupación", afirmó el presidente mexicano, sin mayores precisiones, aunque señaló que "las autoridades están pendiente de ello".

Agregó que desde esta mañana se ha reunido con responsables de seguridad del país para analizar la jornada electoral y evaluar la instalación de las mesas de votación.

"En términos generales, en la mayor parte del país (la jornada) se ha desarrollado con normalidad. Hago votos para que el pueblo de México siga manifestándose pacíficamente para elegir a nuestros gobernantes, para que continúe en paz y se desarrolle así", apuntó.

"Que México pueda votar en libertad es un privilegio", agregó.

También hizo un llamamiento para denunciar las irregularidades que se observen, y facilitó un teléfono para hacerlo.

El jefe de Estado se presentó a votar acompañado de su esposa, Margarita Zavala, y sus tres hijos. Margarita Zavala llevaba un ojo tapado por un reciente desprendimiento de retina.

EL PRI, FAVORITO

Enrique Peña Nieto, del PRI, figura como favorito en los sondeos con una ventaja que supera los diez puntos con respecto a Andrés Manuel López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). Josefina Vázquez Mota, del PAN, ha sido quien ha pagado los platos rotos de los fracasos del actual presidente mexicano, Felipe Calderón, y figura de tercera en las preferencias.

El PRI gobernó durante 70 años en ese país, por eso el escritor peruano Mario Vargas Llosa no dudó en catalogar ese período como "la dictadura perfecta". En el año 2000, los mexicanos castigaron al llamado "dinosaurio" por todos los escándalos de corrupción en los que estaban envueltos sus dirigentes y se decantaron por la propuesta de Vicente Fox, quien llevó al PAN a la Presidencia por primera vez.