Buscan en la zona arqueológica del Cuzco a la española desaparecida en Perú

Buscan en la zona arqueológica del Cuzco a la española desaparecida en Perú

Crece la preocupación por la española desaparecida en Perú. Su familia contactó con ella por última vez el 2 de enero. Ese día Nathaly Salazar tenía previsto salir de Cuzco para hacer una excursión. La policía peruana inició ayer su búsqueda de manera oficial.

Agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) buscan en el sitio arqueológico de Moray, dentro de la región de Cuzco, a la turista de origen ecuatoriano residente en Valencia (España) Nathaly Salazar, de 28 años, cuyos familiares denunciaron que la contactaron por última vez el pasado 1 de enero.

El jefe de la Dirección de Investigación Criminal del Cuzco, mayor Franklin Usto Cáceres, declaró a Efe que en los primeros recorridos participaron miembros de la Brigada de Búsqueda y Rescate de Alta Montaña de la PNP, sin obtener resultados positivos.

"Vamos a continuar la búsqueda, ya que aún no tenemos indicios, con la ayuda de la unidad especial", añadió.

Por su parte, el jefe de la Policía de Turismo del Cuzco, Pedro Pérez, informó a periodistas de que fueron avisados de la desaparición de Salazar el pasado viernes por el administrador del hostal donde se hospedaba la joven.

"Ante ello la unidad especializada se viene abocando a las diligencias pertinentes que permitan ubicar a esta turista", indicó, antes de decir que por el momento solo tienen "la seguridad de que salió en horas de la mañana del 2 de enero con dirección a Moray".

La Policía ya recopiló los vídeos de vigilancia en el Pariwana Hostel, de la ciudad de Cuzco, donde se alojó sola el pasado 28 de diciembre, y también revisó, en presencia de un representante de la embajada de España en Perú, sus pertenencias en la habitación que ocupaba, indicó a Efe un encargado del establecimiento.

Según explicó a Efe en Valencia Alejandra Ayala, madre de Nathaly, ella había viajado sola a Perú, donde estaba haciendo turismo desde el pasado 24 de octubre y hablaba con su familia todos los días.

La familia es originaria de Ecuador aunque reside en Valencia desde hace quince años, por lo que el Consulado General de España en Lima hace un seguimiento del caso desde que tuvo conocimiento de su desaparición.

Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha dicho hoy que el Consulado de España en Cuzco está haciendo "todos los esfuerzos posibles" en la investigación iniciada.

El delegado del Gobierno ha trasladado su "total sensibilidad" hacia la familia de la joven y ha deseado un pronto esclarecimiento de su desaparición.

"Estamos en contacto desde el Gobierno con la familia y esperamos que todo finalice bien", ha afirmado.