Blanca Thiebaut es la cooperante madrileña secuestrada en Kenia

La madrileña Blanca Thiebaut, de 30 años, y la catalana Montserrat Serra, de 40, son las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras (MSF) secuestradas ayer en el campo de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia), ha detallado hoy el presidente de la organización en España, José Antonio Bastos.

En conferencia de prensa, Bastos ha asegurado que la organización está "en contacto con las familias" de las cooperantes y "con todas las autoridades pertinentes desde el primer momento", entre ellas el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, con cuyos representantes han mantenido esta mañana una reunión de coordinación y están trabajando "mano a mano, como en otras ocasiones".

"Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para lograr su vuelta sanas y salvas cuanto antes", ha señalado.

Las dos cooperantes españolas, que no llevaban escolta, pertenecen al aparato logístico de MSF y viajaban en un vehículo que fue asaltado a tiros ayer, alrededor de las 13.30 hora local (10.30 hora GMT) en Dadaab, a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia.

En el asalto, el conductor, Mohamed Hassan Borle, de 31 años, resultó herido y está hospitalizado "en situación estable y fuera de peligro", ha precisado Bastos, cuya ONG no ha podido establecer contacto con las trabajadoras secuestradas y desconoce la autoría del ataque, así como el estado de salud de las cooperantes.

El presidente de esta ONG ha informado, además, de que los cooperantes internacionales de MSF que trabajaban en el campo de refugiados se han trasladado a Nairobi, la capital, para reflexionar y analizar la situación y ver cuándo reanudar las actividades.

Se trata de un movimiento que siempre se repite cuando hay un incidente de seguridad grave, ha continuado Bastos, quien ha puntualizado que los trabajadores locales se han quedado en el campo de refugiados, por lo que las labores no se verán interrumpidas.

Además, el abastecimiento de los hospitales está garantizado y hay reservas de medicamentos, ha indicado.

MSF tiene en el Dadaab a 49 trabajadores internacionales, de los que cinco son españoles, y 343 locales.

En el campo de Ifo, uno de los tres que componen Dadaab y donde ocurrió el incidente, la organización tiene 8 cooperantes internacionales y 60 trabajadores locales.

El presidente de MSF ha recordado que esta ONG no trabaja con escolta armada y que, pese a lo ocurrido, seguirá siendo así.

"Llevamos muchos años trabajando en países en guerra y tenemos una proporción de incidentes de seguridad muy similar al de otras ONG que van con escoltas armadas", ha manifestado Bastos.

Sobre si había habido avisos por parte de las autoridades de que la zona pudiera estar empeorando desde el punto de vista de la seguridad, Bastos ha negado este extremo y ha puntualizado que la zona es de alto riesgo desde 1991; "eso sí lo sabíamos".

El presidente de MSF-España, quien no se ha querido pronunciar sobre si la ONG está usando mediadores propios, ha relatado, además, que la organización ha estado en contacto también con las autoridades de Kenia.

Bastos, cuya ONG ha formado un comité de crisis para gestionar el incidente, no ha querido dar más detalles de este secuestro, que precisa de prudencia y discreción" para su resolución.

En este sentido, ha dicho: "si formulamos una hipótesis sobre la autoría esto es un ejemplo muy claro de la información que pondría poner en peligro la pronta resolución de este incidente".

Por eso, ha hecho un llamamiento a todos los actores involucrados a no comentar públicamente este asunto.

La familia de Blanca Thiebaut ha expresado su deseo de mantenerse al margen del revuelo mediático y ha declinado dar información sobre ella.

Así lo han manifestado esta tarde a Efe fuentes de la familia de Blanca, que han derivado al ministerio y a la ONG para que informen a los medios sobre la situación de las dos españolas.

Por su parte, el portavoz del Gobierno ha reiterado que ante hechos como éste, el Ejecutivo "actúa con prudencia, con inteligencia y con discreción".Blanco ha explicado que será el Ministerio de Asuntos Exteriores el que facilitará información, "cuando tengamos información".

En respuesta a una segunda pregunta sobre el mismo asunto, Blanco ha pedido "no dar pábulo a las informaciones que circulan" y ha insistido en que "cuando haya algo que comunicar" lo hará el Departamento que dirige Trinidad Jiménez. Las dos cooperantes españolas fueron secuestradas ayer en Kenia, en el campo de refugiados de Dadaab, a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia.

SOSPECHAS DE QUE NO HAN CRUZADO HACIA SOMALIA

Mientras tanto, sobre el terreno, el portavoz de la Policía de Kenia, Charles Owino, dijo este que existen "grandes sospechas" de que las dos cooperantes españolas secuestradas ayer en el campo keniano de refugiados de Dadaab "no han cruzado la frontera" con Somalia. "Ayer llovía mucho. Incluso los vehículos que usaron (los secuestradores) se quedaron atrapados en el barro. Hemos cerrado todas las rutas que llevan a Somalia. Hemos desplegado un contingente de militares y policías, así como de especialistas paramilitares bien entrenados para misiones de rescate", explicó Owino.

Sin embargo, admitió, "no estamos seguros de dónde están (las cooperantes) exactamente, porque si lo supiéramos ya las habríamos rescatado".En conversación telefónica, Owino, no obstante, se mostró "optimista" sobre la permanencia en Kenia de las secuestradas y su eventual liberación.

Preguntado sobre la autoría del secuestro, Owino señaló que, por el "modus operandi", todos los indicios apuntan a la milicia fundamentalista Al Shabab, vinculada a la red Al Qaeda y que pretende instaurar un Estado islámico en Somalia. "Sería especular, pero si examinamos el modus operandi y la situación en Somalia, nos damos cuenta de que Mogadiscio está ahora en manos de las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM). Eso da a entender que Al Shabab (que abandonó sus posiciones en la capital somalí el pasado agosto) puede estar buscando dinero por medio de procedimientos baratos", afirmó. "No podemos decir de manera concluyente que se trate de Al Shabab -insistió Owimo-, pero el modus operandi con que actuaron no pudo ser ejecutado por un somalí cualquiera".

El portavoz de la Policía de Kenia aseguró que su departamento usará "todos los medios posibles" para rescatar a las cooperantes españolas, "incluso ir a Somalia para traer a esas personas vivas, en caso de que crucen (la frontera)". "Es temporada alta para el turismo en este país. Este es un suceso grave. No nos lo tomamos a la ligera. El Gobierno está usando todos los medios posibles (para lograr la liberación de las secuestradas)", concluyó Owino.

MÉDICOS SIN FRONTERAS EVACÚA DE DADAAB A SU PERSONAL TRAS EL SECUESTRO DE DOS COOPERANTES ESPAÑOLAS

La ONG de ayuda humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) está evacuando hoy a su personal internacional en el campo de refugiados keniano de Dadaab (este), después del secuestro, ayer, de dos cooperantes españolas que continúan en paradero desconocido. El español Javier López Cifuentes, uno de los máximos responsables del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Kenia, dijo hoy a Efe que MSF había decidido dejar en Dadaab los servicios indispensables. Contactados telefónicamente por Efe, miembros de departamento de Prensa de MSF dijeron que, por el momento, no podían informar al respecto.

Además, la responsable de Comunicación de ACNUR en Dadaab, Bettina Schulte, dijo de que la ONU ha distribuido una serie de recomendaciones de seguridad, a raíz del secuestro de las españolas, que incluyen la reducción de los desplazamientos y el mantenimiento de servicios mínimos. Por su parte, López Cifuentes añadió que, además de MSF, el Gobierno de Kenia había creado un dispositivo de emergencia para tratar el secuestro de las cooperantes. La directora de Especiales de la productora La Fábrica de la Tele, Neus Sala, que se encuentra en Dadaab grabando un reportaje, dijo ayer por teléfono que varios testigos le habían contado que los secuestradores eran tres hombres somalíes que se hacían pasar por refugiados.

Los cooperantes de MSF no cuentan con escolta armada en ningún país del mundo, excepto en Somalia, hacia donde se cree que las dirigen los secuestradores. "Creemos que las han llevado a Somalia, porque el vehículo se avistó conduciendo en dirección a la frontera a gran velocidad", dijo ayer una fuente policial de Dadaab citada por la emisora keniana Capital FM. López Cifuentes recordó que "hace unas semanas" secuestraron en Dadaab un vehículo todoterreno perteneciente a la organización no gubernamental CARE International y a su conductor, que aún no han aparecido.