Berlusconi dimitirá tras la aprobación de las reformas prometidas a la UE

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, dijo hoy que en la situación política actual sólo considera posibles unas elecciones anticipadas, pero ello "deberá decidirlo el jefe del Estado".

El primer ministro hizo estas declaraciones a la televisión italiana Tg5 a su regreso del encuentro con el presidente, Giorgio Napolitano, quien anunció que Berlusconi dimitirá una vez aprobados los presupuestos de 2012.

"Es necesario hacer el país, es necesario dar una respuesta a Europa y a los mercados", dijo el primer ministro y precisó que piensa en elecciones anticipadas antes que en un gobierno técnico o formado por los actuales grupos de la oposición.

"Detrás de mi solo veo el voto", aseveró.

"Después de aprobar la Ley de Estabilidad (ley de presupuestos) presentaré mi dimisión, de manera que el jefe del Estado pueda abrir las consultas y decidir sobre el futuro. No me corresponde a mi decidir qué tendrá que ocurrir, pero yo sólo veo la posibilidad de comicios anticipados porque en este momento el Parlamento está paralizado".

Berlusconi reconoció que el Gobierno no cuenta más con mayoría: "Por tanto, con realismo, tenemos que tomar nota de esa situación y preocuparnos por lo que ocurre en Italia y por lo que está sucediendo en los mercados".

"Tenemos que preocuparnos de lo que sucede en los mercados financieros, que no creen que Italia sea capaz de aprobar las medidas que la UE nos ha pedido. Creo que esta es la primera cosa que nos tiene que preocupar. Tenemos que demostrar a los mercados que vamos en serio, la cosa más importante es el bien del país", agregó.

La maxienmienda a Ley de Estabilidad, que contiene algunas de las medidas económicas exigidas por la UE para superar la crisis financiera italiana, será presentada mañana por el Gobierno en el Senado y las votaciones se llevarán a cabo la semana próxima, según afirmó el relator de este decreto-ley, Massimo Garavaglia, de la Liga Norte.

Garavaglia aseguró que el Senado aprobará la maxienmienda antes del 18 de noviembre, para que pase después a la Cámara de Diputados.

Según Garavaglia, los presupuestos con la maxienmienda podrán estar aprobados a finales de noviembre, tras lo cual Berlusconi presentaría su dimisión al jefe del Estado, lo que no excluye la posibilidad de que se le vuelva a encargar la formación de un nuevo Gobierno.

PREOCUPACION EN EUROPA

La misión de la CE que supervisará los ajustes y las reformas estructurales que debe aplicar Italia partió hoy a Roma y comenzará a trabajar mañana con el Gobierno, porque la situación económica y financiera allí es "muy preocupante".

"Nuestra misión supervisora comenzará a trabajar mañana", señaló el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en la rueda de prensa posterior a la reunión de los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE), donde dijo que presentará en noviembre el primer informe sobre el cumplimiento de la aplicación de las medidas a las que se comprometió Roma al Eurogrupo.

La misión de la Comisión Europea se encontrará en Roma con un Gobierno liderado por el primer ministro, Silvio Berlusconi, que ha perdido hoy en una votación parlamentaria la mayoría absoluta, lo que cuestiona la futura estabilidad de su Ejecutivo, más aún después de que su principal aliado, el líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, le haya pedido explícitamente que dimita.

"La situación en Italia está evolucionando. No puedo predecir el resultado, no es mi tarea, pero lo que es esencial aquí es que la situación económica y financiera en Italia es muy preocupante y queremos ayudar a Italia con nuestra supervisión rigurosa y por eso estamos enviando la misión a Roma", señaló Rehn al respecto.

Esa misión, compuesta por expertos técnicos de la Comisión Europea y que trabaja de manera independiente a la supervisión que llevará a cabo el Fondo Monetario Internacional (FMI), preparará "el tipo de medidas fiscales y estructurales que son necesarias para cumplir los compromisos europeos y garantizar la estabilidad fiscal y económica", explicó el comisario europeo.

Esa tarea es "tan necesaria como útil" para preparar el terreno para el futuro en Italia, "cualquier gobierno, o futuro gobierno que esté cuando se haya concluido el trabajo", agregó sobre la inestabilidad política que experimenta ese país, además de la económica y financiera.

Las últimas incertidumbres sobre el futuro del primer ministro italiano, uno de los protagonistas de la última cumbre del G20 de Cannes (Francia), han hecho que la prima de riesgo de la deuda italiana se haya disparado, y que hoy volviera a marcar un nuevo récord desde la entrada en el euro, en los 495 puntos básicos, con un rendimiento a diez años del 6,74 %.

Italia, cuanto antes aplique las reformas prometidas, mejor para el país, dijo Rehn, porque "está sufriendo una importante presión por parte de los mercados".