Bélgica inculpa a una sexta persona por terrorismo tras atentados de París

La policía belga
La policía belga |Telemadrid

La Justicia belga inculpó hoy a una persona que fue detenida el pasado jueves en Bruselas de haber cometido atentados terroristas y haber participado en actividades de un grupo terrorista, la sexta a la que impone estos cargos tras los atentados del 13 de noviembre en París.

La Fiscalía federal informó en un comunicado de que esta persona, de la que no dio detalles, había sido detenida el jueves en la capital belga y puesta bajo mandato de arresto por un juez de instrucción este mediodía.

"Está inculpada de atentados terrorista y participación en actividades de un grupo terrorista", confirmó.

Otras dos personas más fueron detenidas este jueves en Bélgica en el marco de la investigación que se desarrolla tras los atentados de París, una como sospechosa y otra como potencial testigo, confirmó hoy el portavoz de la Fiscalía federal belga, Eric Van Der Sypt.

Este jueves se produjeron en Bélgica dos nuevos registros en las localidades de Auvelais (sur) y Verviers (este).

La Fiscalía declaró entonces que no se habían producido detenciones, pero posteriormente la abogada Aurélie Jonkers dijo a la agencia Belga que había al menos una persona "privada de libertad" en la operación de Verviers que debía declarar ayer.

El portavoz del Ministerio Público consideró este jueves "posible" que fuera así, en tanto se refiriese a un testigo o un arresto administrativo.

La información aportada hoy por la Fiscalía se situaría en esta misma línea.

Por el momento, no hay datos que confirmen que ninguna de estas dos personas ha sido puesta bajo mandato de arresto y que pesan cargos contra ellas.

Poco después de las operaciones de este jueves, el Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (Ocam) anunció su decisión de rebajar un escalón el nivel máximo de alerta por riesgo de atentado terrorista en el que se encontraba Bruselas desde el sábado.

El paso del nivel 4 al 3 ha permitido hoy el funcionamiento normal del metro y las escuelas en la capital, aunque se mantiene la vigilancia reforzada con policía y militares en las calles por precaución.