El Banco Mundial indica que la inestabilidad del euro amenaza la economía mundial

El Banco Mundial (BM) indicó este jueves que la inestabilidad en la zona euro es una de las grandes amenazas para la economía mundial, que crecerá un 3,3 por ciento este año y un 3,6 en el 2012 impulsada por el empuje de los países en desarrollo. El economista jefe del BM, Justin Yifu Lin, afirmó que el proceso de recuperación en marcha en la economía global es estable pero alertó de la existencia de riesgos que podrían truncar el proceso. y mencionó, en ese sentido, la ituación en los mercados financieros europeos.

El informe actualizado divulgado hoy destaca, en ese sentido, que "no están claras" las posibles repercusiones del renovado nerviosismo de los inversores sobre la deuda soberana de algunos de los países de la zona euro.

El análisis recuerda la presión a la que se vieron sometidos en los últimos meses del 2010 países como Irlanda, así como Bélgica, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España. "El escenario más probable (...) asume que aunque el nerviosismo continúa, tendrá un impacto limitado sobre la economía real como ocurrió en mayo del 2010 cuando tuvo lugar la primera ronda de nerviosismo sobre la deuda soberana europea", destaca el informe.

Según las proyecciones del organismo, los países en desarrollo crecerán un seis por ciento este año y un 6,1 por ciento en 2012, frente al 2,4 y el 2,7 por ciento, respectivamente, de los países desarrollados.

El organismo internacional había previsto en junio una horquilla de crecimiento de entre el 2,9 y el 3,3 por ciento para el 2011. Según los datos publicados entonces, el crecimiento previsto para el 2012 era de entre el 3,2 y el 3,5 por ciento. "Es la historia de dos mundos distintos", afirmó hoy el economista del BM Hans Timmer durante una rueda de prensa en la que el organismo presentó el informe actualizado "Perspectivas Económicas Globales" con sus últimas previsiones de crecimiento para la economía mundial.

El Banco Mundial revisa al alza crecimiento para Europa aunque alerta riesgo deuda soberana

El Banco Mundial (BM) dijo que el nerviosismo por la deuda soberana europea amenaza con retrasar la recuperación global pero revisó al alza el crecimiento de la zona euro, que alcanzará un 1,4 por ciento en 2011 y un dos por ciento en 2012, según el organismo.

El BM, que publicó el informe actualizado "Perspectivas Económicas Globales" con sus últimas previsiones de crecimiento para la economía mundial, había pronosticado en junio pasado que la zona euro crecería un 1,3 por ciento este año y un 1,8 por ciento, en 2012. "En los países europeos de ingresos altos, la recuperación seguirá tropezando con la incertidumbre que rodea a la deuda soberana en varios países, así como con el mayor endurecimiento fiscal", señala el informe del BM.

Aun así, la buena marcha de algunas de las mayores economías de la zona ayudará a contrarrestar ese efecto y a absorber lentamente el desempleo y la capacidad ociosa, destaca el estudio. El informe, que no incluye previsiones individuales en el caso de la zona euro, destaca que en los países "más profundamente afectados por la crisis" no se espera que el crecimiento sea lo suficientemente fuerte para una reducción rápida del desempleo.

El análisis recuerda la presión a la que se vieron sometidos en los últimos meses del 2010 países como Irlanda, así como Bélgica, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España. "Las repercusiones de este renovado brote de nerviosismo de los inversores no son claras", indicó el Banco Mundial, que destacó, de todos modos, que el escenario más probable es que esa preocupación tenga un impacto "limitado" sobre la economía real.