Avistados en el mar unos restos que podrían ser del avión malasio desaparecido

Un avión vietnamita ha avistado en aguas del golfo de Tailandia unos restos que podrían pertenecer al avión de Malaysia Airlines que desapareció el sábado con 239 personas a bordo, indicó el ministerio de Información de Vietnam.

En su página web el ministerio precisó que los restos localizados parecen un fragmento de cola y una puerta interior de un avión.

Las piezas se encontraban a unos 93 kilómetros al sur de la isla de Tho Chu, en el mismo área donde se supone que podría haberse estrellado el aparato si es que no cambió de rumbo, como se investiga ahora.

El descubrimiento se hizo poco antes de caer la noche y de que se cancelasen las operaciones aéreas hasta la madrugada el lunes.

La información ha sido transmitida a los barcos en la zona que participan en las operaciones de búsqueda y rescate para que recojan los restos y comprueben su procedencia.

China, Estados Unidos, Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, a los que en breve se sumará Australia, colaboran ya en la búsqueda del Boeing 777-200 que desapareció el sábado.

Por otro lado, el equipo estadounidense ha confirmado que el objeto flotante que había avistado un avión de Singapur hoy no está relacionado con el avión de Malaysia Airlines desaparecido.

Las operaciones de rastreo se han ampliado de una zona de 20 millas náuticas a una de 50 millas náuticas después de conocerse que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines pudo haber girado antes de que se perdiese el contacto por radar con él.

Además, Malasia ha empezado a buscar en el estrecho de Malaca, por si el avión regresó.

El Boeing 777-200 despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto aterrizar en Pekín unas seis horas más tarde.

Su señal en el radar de Malasia se perdió una hora después del despegue.

El avión transporta 239 personas: 229 pasajeros, incluidos dos menores, y una tripulación de 12 personas, todas ellas malasios.

La lista ofrecida por Malaysia Airlines contiene 153 chinos, 38 malasios, 7 indonesios, 6 australianos, 5 indios, 4 franceses, 3 estadounidenses, 2 neozelandeses, 2 ucranianos, 2 canadienses, 1 ruso, 1 italiano, 1 holandés, 1 austríaco y 1 taiwanés.

La Interpol confirmó hoy que dos de los pasajeros, el italiano y el austríaco, subieron a bordo con pasaportes robados, lo que ha abierto una investigación para determinar si existe un vínculo terrorista.

DOS DE LOS PASAPORTES ERAN FALSOS

La organización policial internacional Interpol confirmó que al menos dos de los pasaportes utilizados en el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, figuraban en su lista de documentos robados y desaparecidos, al tiempo que señaló que está verificando otros.

Se trata de un pasaporte italiano y otro austríaco, ambos robados en Tailandia en 2012 y 2013 respectivamente, indicó Interpol en un comunicado.

La organización precisó que está llevando a cabo controles sobre los otros pasaportes de los pasajeros del vuelo, que cubría la línea entre Kuala Lumpur y Pekín y cuyo rastro se perdió ayer, sábado.

Las autoridades malasias están investigando las identidades de otros dos pasajeros del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, además de otros dos viajeros que habrían usado pasaportes robados, según un funcionario de las fuerzas de seguridad y el ministro de Transporte malasio, Seri Hishammuddin.

Los investigadores están verificando las identidades de estos pasajeros con las Embajadas en Malasia, según ha declarado este funcionario bajo la condición de anonimato. Estos viajeros compraron los billetes a través de la aerolínea China Southern Airlines, que compartía el código del vuelo con Malaysia Airlines.

El ministro de Transporte de Malasia ha revelado en una rueda de prensa que se ha reunido con un equipo del FBI, que se ha declarado "preparado" para ayudar a las autoridades malasias, y no ha descartado ninguna hipótesis sobre la desaparición del avión, incluyendo un atentado terrorista.

Como consecuencia, Hishammuddin ha anunciado que los investigadores están examinando el manifiesto de pasaje del vuelo que conectaba las ciudades de Kuala Lumpur y Pekín, y también, según un portavoz gubernamental, revisarán las grabaciones que las cámaras de video de seguridad hayan hecho de estas cuatro personas.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, ha reiterado que están "investigando todas las posibilidades", preguntado sobre un posible ataque terrorista. Razak ha insistido en que todavía es prematuro sacar conclusiones de lo sucedido.

HASTA 20 EMPLEADOS DE UNA EMPRESA DE EEUU EN EL AVIÓN

Por otra parte, la aerolínea malasia ha confirmado que veinte empleados del fabricante de microchips Freescale Semiconductor se encontraban en el avión que, desde hace más de 24 horas, se encuentra en paradero desconocido tras perderse el contacto sobre el mar de China Meridional.

Entre los empleados de Freescale Semiconductor, con base en el estado de Texas, había ingenieros y comerciales, muchos de los cuales viajaban regularmente entre la ciudad china de Tianjin y la capital malasia, Kuala Lumpur, según fuentes de Malaysia Airlines. Doce de ellos eran de nacionalidad malasia y ocho china.

Freescale Semiconductor tiene instalaciones en ambas ciudades para la comprobación y empaquetamiento de chips que se usan en automóviles, infraestructuras de telecomunicaciones, equipamiento industrial y otros productos electrónicos.