La Audiencia alemana sigue rechazando el cargo de rebelión contra Puigdemont

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont |Telemadrid

La Audiencia Territorial de Schleswig Holstein (norte de Alemania) mantuvo hoy su rechazo a incluir el cargo de rebelión en el proceso de extradición contra el expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont. En una decisión adoptada hoy, la audiencia mantiene explícitamente su postura del 5 de abril en la que consideró "en principio inadmisible" una extradición de Puigdemont por rebelión, en respuesta a una petición de la fiscalía del pasado 9 de mayo para que fuera detenido de nuevo.

El pasado 5 de abril Puigdemont fue dejado en libertad bajo fianza de 75.000 euros, mientras se sigue el proceso de extradición por el cargo de malversación de fondos. La justicia española ha pedido la extradición por los delitos de rebelión y de malversación de fondos públicos por su implicación en el proceso independentista de Cataluña.

La Fiscalía alemana, con nuevas informaciones recibidas de la justicia española, presentó el pasado 9 de mayo una nueva solicitud para la detención de Puigdemont. En este escrito, la Fiscalía solicitaba la detención de nuevo por considerar que la posibilidad de una extradición por rebelión aumentaría el riesgo de fuga.

Pero el tribunal alemán ha rechazado la solicitud para detener a Puigdemont al considerar además que las nuevas informaciones no dan motivo para volver a plantear el cargo de rebelión. "Desde el punto de vista del tribunal, en el marco del proceso no ha habido ni en la base probatoria ni en la consideración jurídica de los hechos un cambio significativo que lleve a un cambio de la postura que quedó reflejada en la decisión del 5 de abril de 2018", dice hoy el tribunal.

El tribunal insiste en que no se cumple las condiciones para ver tipificado el delito de alta traición, que correspondería en la legislación alemana con el de rebelión. "Las informaciones adicionales sobre hechos concretos no cambian nada en esto", según la resolución. La Audiencia también rechaza considerar el delito de perturbación del orden público puesto que Puigdemont no puede ser responsabilizado personalmente de hechos que pudieran constituir ese delito.

Por ello, la orden de detención contra Puigdemont en Alemania sigue limitada al cargo de malversación de fondos públicos. Se espera ahora que la fiscalía formalice una nueva petición de extradición próximamente, que incluya la del delito de rebelión.

El expresidente catalán fue detenido el 25 de marzo pasado, tras entrar en Alemania por la frontera con Dinamarca, e ingresó ese mismo día en la prisión de Neumünster, en dicho estado federado.

Unos días después, la Fiscalía respaldó en todos los puntos la petición de sus homólogos españoles, que solicitaban su extradición por rebelión y malversación de fondos, al tiempo que determinó que siguiera en la cárcel por existir riesgo de fuga. A principios de abril, la Audiencia del "Land" desestimó el cargo de rebelión, pidió informaciones adicionales sobre el de malversación de fondos y dictaminó la puesta en libertad de Puigdemont bajo fianza de 75.000 euros.

CATALÁ RECUERADA QUE AÚN NO HAY UNA DECISIÓN FINAL

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha recordado hoy que todavía no hay una "decisión final" de la justicia alemana sobre la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont y ha subrayado la "buena noticia" que supone que la Fiscalía se ratifique en pedir su entrega por delito de rebelión.

En los pasillos del Senado, Catalá ha explicado que el rechazo de la Audiencia Territorial de Schleswig Holstein a incluir el cargo de rebelión en el proceso de extradición contra Puigdemont es sólo una "consideración inicial" respecto a la petición de privación de libertad formulada por el fiscal. "A veces parecería que el procedimiento está terminado; no está terminado, no hay una decisión final del tribunal de Schleswig Holstein", ha insistido el titular de Justicia, quien ha abogado por esperar a esta decisión definitiva del tribunal alemán.

Ha aclarado además que la euroorden se resuelve entre autoridades judiciales, con participación de las fiscalías pero sin intervención de los gobiernos de los países afectados, en este caso de España y Alemania. "Por lo tanto, hay que respetar los tiempos y las resoluciones de los tribunales", ha apostillado.

En cualquier caso, el ministro ha hecho hincapié en la "buena noticia" que supone que la Fiscalía alemana asuma los planteamientos de la Justicia española en cuanto a los delitos que se atribuyen al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Porque la orden de detención lleva unas fases que dan "distintas noticias" y hoy el tribunal sólo ha hecho una "consideración inicial", ha reiterado, en la cual considera que la petición de prisión del fiscal no es adecuada, sin que haya todavía una resolución definitiva.

Catalá ha enfatizado que la Fiscalía "insiste en el procedimiento de la orden europea tal y como fue planteada por el Tribunal Europeo español" y reafirma su petición "tanto respecto a los delitos atribuidos como a la medida de prisión preventiva".