El Alepo asediado espera que la evacuación se reanude tras un nuevo acuerdo

Todo a punto para la evacuación de chiíes, el desbloqueo de la salida de Alepo

Las personas que quedan en los barrios asediados del este de la ciudad septentrional siria de Alepo esperan que se reanude la evacuación, suspendida ayer, después de que las partes lograran un nuevo acuerdo, aunque continúan las conversaciones.

Una fuente opositora en el interior de los distritos sitiados reveló hoy a Efe que se había alcanzado un pacto para reanudar la evacuación, posiblemente mañana, pero hasta el momento ni Rusia, ni el Gobierno de Damasco, ni otras partes implicadas como Turquía se han pronunciado al respecto.

En declaraciones telefónicas, el portavoz de la rebelde Agrupación Fastaqim, Amar Saqar, declaró a Efe que "se ha conseguido un nuevo acuerdo para reanudar la operación de evacuación, que es un cambio forzado para cambiar la demografía de Alepo".

Detalló que el pacto contempla la salida de personas de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, controlados por los efectivos gubernamentales y en la provincia vecina de Idleb, y de las localidades de Al Zabadani y Madaya, al noroeste de Damasco y en poder de los rebeldes.

Fua y Kefraya están asediados por el Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente Al Nusra, exfilial siria de Al Qaeda) y otras facciones; mientras que Al Zabadani y Madaya está rodeadas por los leales al Gobierno de Damasco.

No obstante, Saqar destacó que todavía hay negociaciones sobre el número de personas que saldrán de Fua y Kefraya: "Nos han pedido que sean 4.000 entre heridos, enfermos, civiles y milicianos, pero todavía hay discusiones sobre el número".

"Nosotros exigimos que haya garantías internacionales, o que la operación se produzca bajo supervisión internacional", apuntó.

La inclusión de Fua y Kefraya en el acuerdo para evacuar Alepo ha sido desde el principio una de las condiciones impuestas por Irán, aliado de Damasco.

El portavoz del Consejo de la Provincia de Alepo Libre, Abu Zaer al Halabi, cuyo organismo se encarga de la administración de las áreas fuera del dominio de las autoridades, dijo a Efe que las conversaciones prosiguen para alcanzar un acuerdo que permita la salida de las personas asediadas en la ciudad.

"El problema es que todas las fuerzas presentes sobre el terreno están tratando de beneficiarse de la sangre de nuestro pueblo, tanto los rusos como los iraníes como (el grupo chií libanés) Hizbulá", lamentó.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó hoy de que un total de 51 autobuses, de los 126 previstos, han partido ya de Alepo en dirección a Fua y Kefraya para evacuar a 4.000 personas, entre los que hay enfermos.

La ONG añadió que se están llevando a cabo preparativos para la evacuación de heridos y enfermos de Madaya y Al Zabadani.

TEMOR Y ANSIEDAD CONSTANTES

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) instó hoy en un comunicado a que no se deje a los civiles que permanecen sitiados en Alepo atrapados en un limbo, tras la suspensión ayer de la evacuación.

El organismo afirmó que miles de personas siguen en el este de Alepo esperando a que el proceso se reanude en medio de las bajas temperaturas nocturnas, muy cerca de la línea del frente y con un temor y una ansiedad constantes.

"La gente espera que continuemos con la evacuación. Es importante que todas las partes sobre el terreno hagan lo posible para poner fin a este limbo", reflexionó la directora del CICR en Siria, Marianne Gasser, que se encuentra en Alepo.

Hasta la suspensión de la evacuación, el CICR y la Media Luna Roja sacaron a unas 10.000 personas, muchas de ellas en condiciones graves, de los distritos sitiados de la población.

El CICR señaló que esta mañana recibió señales de las partes de que se podría alcanzar un nuevo acuerdo.

La Organización Mundial de la Salud anunció el viernes que sus equipos y los del CICR habían sido obligados a abandonar la zona y que la evacuación de civiles y combatientes del este de Alepo había sido abortada.

La televisión oficial siria acusó a "terroristas" de haber violado el acuerdo inicial de evacuación, haber tomado rehenes y haber cortado ayer la carretera para una salida de personas de Fua y Kefraya.

Por su parte, los opositores culparon a milicianos iraníes de haber disparado contra uno de los convoyes de evacuados de Alepo en protesta por la falta de progresos en esos dos pueblos chiíes, y el Observatorio aseguró que fueron guerrilleros progubernamentales originarios de esas localidades quienes abrieron fuego.

CONCENTRACIÓN EN MADRID FRENTE A LA EMBAJADA SIRIA

Por otra parte, cerca de medio centenar de personas se han concentrado este sábado frente a la Embajada Siria en Madrid para solidarizarse con Alepo y el resto del país.

Neila Nachawati, miembro de la Plataforma de Solidaridad con el Pueblo Sirio, ha señalado que se ha concentrado "gente de distintos ámbitos que solo tienen en común la solidaridad con Siria y Alepo".

En este sentido, ha indicado que "Alepo recuerda al Guernica y a esa destrucción a la que se somete a una población entera a través del terror y de las bombas".

Además, Nachawati ha criticado al Gobierno de Bashar al-Asad , "por permitir que con la ayuda de la Rusia, de la administración Putin, destroce una ciudad milenaria ante el mundo mirando, nos hace cómplices a todos", ha subrayado.