Alemania descarta que el atropello múltiple sea un atentado

El ministro de Interior del estado federado alemán de Renania del Norte Westfalia, Herbert Reul, confirmó hoy que el autor del atropello múltiple registrado en el centro de la ciudad de Münster es un alemán y señaló que "nada apunta" a un atentado islamista por el momento.

Reul, que se desplazó hasta Münster ante la inquietud que generó el suceso, señaló que todavía hay que investigar por qué el hombre actuó de esa manera, pero rechazó especulaciones de que se tratara "de un refugiado o algo parecido".

Rebajó además la cifra de muertos en el atropello de tres a dos, a los que se suma el autor del ataque, que se suicidó de un disparo en la furgoneta.

Respecto a la cifra de heridos -veinte y seis de ellos graves, según la policía-, el titular regional de Interior señaló que era difícil ofrecer una cifra concreta, pero que eran "muchos".

Los principales medios alemanes identifican al autor del atropello como un hombre de 48 años y con problemas psicológicos en el pasado.

Además se dice que había amenazado varias veces con suicidarse diciendo que lo haría de manera espectacular y llevándose por delante a otras personas.

La furgoneta con la que perpetró el atentado estaba registrada a su nombre.

El atropello ocurrió en el casco antiguo de la ciudad, en una zona de calles estrechas y muy concurridas y en un sábado de temperaturas casi estivales, por lo que varios locales y cervecerías habían montado sus terrazas al aire libre.

MERKEL EXPRESA SU CONSTERNACIÓN POR EL ATROPELLO MASIVO

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, expresó su consternación por el atropello masivo registrado hoy en la ciudad de Münster (oeste), que causó tres víctimas mortales y veinte heridos, mientras que el conductor se suicidó dentro del vehículo.

"Haremos cuanto sea posible para esclarecer lo ocurrido y para atender a las víctimas y a sus familiares", afirmó la dirigente alemana en un comunicado, en el que expresa su gratitud a las fuerzas policiales por su rápida intervención.

Según el diario "Süddeutsche Zeitung", el conductor del vehículo, una furgoneta, es un alemán de 49 años con transtornos mentales, cuyo domicilio está siendo registrado por sospecharse que guardaba material explosivo.

El atropello ocurrió en el casco antiguo de dicha ciudad, cuando el vehículo se lanzó contra la multitud y causó la muerte de tres personas, mientras que otras veinte resultaron heridas, seis de ellas de gravedad.

El conductor de la furgoneta se suicidó a continuación disparándose dentro del vehículo.

A través de las redes sociales, las fuerzas de seguridad del estado de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra esa ciudad, pidieron con insistencia que no se especulara ni se difundieran rumores sobre lo sucedido mientras continúan las investigaciones.

La Clínica universitaria de Münster ha recurrido también a las redes sociales para pedir donaciones de sangres para atender a los heridos.

EL GOBIERNO ESPAÑOL SE SOLIDARIZA CON ALEMANIA TRAS EL ATROPELLO DE MÜNSTER

El Gobierno ha expresado hoy su solidaridad con el Ejecutivo y el pueblo alemán tras la acción en la localidad de Münster que ha costado la vida a varias personas y ha reafirmado el compromiso de España en la lucha contra el terrorismo.

En declaraciones a los periodistas en la Convención Nacional del PP de Sevilla, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha referido a esa acción como "atentado" y ha transmitido la solidaridad y el apoyo del Gobierno al ejecutivo de Angela Merkel, a todos los ciudadanos alemanes y a los familiares de las víctimas.

Asimismo, ha expuesto el compromiso de España en la lucha contra el terrorismo en Europa y en todo el mundo.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, también en declaraciones a los periodistas en Sevilla, ha pedido prudencia y ha instado a conocer detalles de lo ocurrido.

A la espera de lo que comunique el Gobierno alemán, ha lamentado el atropello y se ha puesto a disposición de Alemania para facilitar la ayuda que necesiten, ya sea de información o de cualquier otro tipo, al formar parte los dos países de un espacio de justicia y seguridad común.