Alemania: Hallan pepino con la variante letal de "E.coli" en la basura de una familia afectada

Un pepino con restos de la agresiva variante de la bacteria "E.coli", que ha matado a 25 personas en Alemania, ha sido hallado en la basura de una familia afectada de Sajonia-Anhalt, según informó el Ministerio de Sanidad de este estado federado. El portavoz ministerial Holger Paech no precisó el país de origen de la hortaliza infectada y agregó que se están analizando los demás restos biológicos de la basura, así como los alimentos a la venta en los supermercados donde habitualmente compra esta familia.

"No está claro y nunca llegaremos a saber con total seguridad cómo (la "E.coli") llegó hasta aquí", aseguró Paech. El portavoz añadió que ninguno de los análisis efectuados a raíz de este hallazgo ha dado positivo y señaló la posibilidad de que la "E.coli" llegase a la basura después de que la familia enfermase.

La familia, con sus tres componentes afectados en distinto grado, no tiene ningún contacto conocido con el norte de Alemania, donde se han registrado la mayor parte de los casos, y reside en Magdeburgo, la capital de Sajonia-Anhalt, una región donde hasta el momento sólo se tiene constancia de 32 afectados. En concreto, los padres, ambos de 50 años, están afectados de forma leve, y la hija padece el síndrome urémico hemolítico (SUH), el síntoma más grave que puede provocar la variante letal de la "E. coli".

25 MUERTOS

El ministro alemán de Sanidad, el liberal Daniel Bahr, anunció hoy que se mantiene la alerta por el brote de la bacteria "E. coli" y la advertencia de no consumir hortalizas crudas para evitar contagios. El titular de Sanidad reveló que la cifra de fallecidos en Alemania ha aumentado a 25 personas, de las que no dio más detalles, y no descartó nuevas muertes como consecuencia de las graves infecciones provocadas por una cepa agresiva de la bacteria "E.coli".

Pese al incremento en el número de muertos, Bahr comentó que "hay motivos para el optimismo", ya que los casos de infectados remiten actualmente, según datos ofrecidos por el Instituto Robert Koch de virología, aunque reconoció que continúa sin ser localizado el foco original. "Creemos que lo peor ha pasado", dijo el ministro, quien insistió en la recomendación de no consumir lechugas, pepinos, tomates o brotes de semillas germinadas para evitar nuevos contagios y un nuevo rebrote de la enfermedad.

En rueda de prensa tras una reunión de los titulares de Sanidad y Agricultura y Defensa del Consumidor del Gobierno federal y los 16 estados federados, el eurocomisario de Sanidad, John Dalli, instó a mejorar los canales informativos y la coordinación de las distintas instituciones implicadas en la lucha contra la enfermedad.

Pese a todo, Dalli alabó la gestión de la crisis por parte de las autoridades alemanas a la vista de las impresiones que han podido sacar varios expertos de la Unión Europea que se han desplazado a este país para informarse sobre la situación.