Afectados por el terremoto de Chile incendian barricadas y cortan el tráfico en Iquique

Varias decenas de personas llevaron a cabo una protesta este viernes en la ciudad Iquique, a 1.800 kilómetros de Santiago, en protesta por la falta de ayuda tras el terremoto del pasado martes, que dejó seis muertos, varios heridos y graves daños materiales en el extremo norte de Chile.

Los manifestantes encendieron algunas barricadas en la avenida La Tirana e interrumpieron el tránsito en algunas calles de esta ciudad, capital de la región de Tarapcá, una de las más afectadas por el temblor, que también causó serios destrozos en las regiones Antofagasta y Arica Parinacota.

La protesta, según informó el diario digital Emol, comenzó a las 19:00 hora local (22:00 GMT) cuando un grupo de damnificados reclamó a las autoridades la entrega de mantas, ropa de abrigo y otros elementos para hacer frente a las consecuencias de la catástrofe.

Al respecto, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, dio instrucciones hoy a los ministros del Interior, Rodigo Peñailillo, y de Defensa, Jaime Birgos, para que viajen a Iquique y aceleren la segunda fase del plan de ayuda, centrada en las localidades alejadas del borde costero.

Nada más producirse el terremoto el pasado día 1, la mandataria firmó un decreto que declaraba zonas de catástrofe las regiones afectadas por el sismo y ponía bajo control militar el mantenimiento de la seguridad y el orden público, con objeto de evitar saqueos y desmanes.

Tras anular todas las actividades que tenía previstas para el día siguiente, Bachelet viajó después acompañada de varios de sus ministros a las ciudades de Iquique, Arica y Alto Hospició para conocer en terreno el alcance de lo sucedido y coordinar el plan de rescate.

Este jueves, el Ministerio de Salud, decretó la alerta sanitaria en los municipios de Iquique afectadas por cortes en el suministro de agua potable tras el terremoto.

En los últimos días, la población del extremo norte ha estado sometido a un sinfín de problemas, desde la tensión por las constantes y fuertes réplicas, hasta la escasez de agua.

Además, se han registrado alzas especulativas en los precios de los productos básicos, lo que unido, en algunos casos, a la pérdida de la vivienda y la fuente de trabajo ha generado un gran malestar entre los ciudadanos.