"Mi hijo no se come las zanahorias"

Que los niños coman verdura es tarea casi imposible. Lo saben bien muchos padres. Sergio acude a una guardería porque los niños no quieren ni oir hablar, por ejemplo, de las zanahorias. El reto consiste en 'maquillar' el producto para que no parezca lo que es. Y el resultado: polos de zanahoria.