Zidane: "¿El mejor entrenador del mundo? No, no, eso no"

Logra su tercera Copa de Europa, dos como entrenador, una como jugador

Zinedine Zidane

deportes

| 04.06.2017 - 00:29 h
REDACCIÓN

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, confesó que era un "día histórico para todos los madridistas" por la consecución de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo y por haber firmado un doblete casi 60 años después, pero que eso les obligará a afrontar un próximo año "mucho más difícil", al tiempo que admitió que la clave de la temporada es que "todos los jugadores se han sentido importantes" y que habían jugado "espectacular" en la segunda parte.

El francés se sentía "muy feliz" tras un año "espectacular". "No se podía soñar mejor. La Champions es muy difícil y más llegar a otra final y lo conseguimos. Luego juegas contra otro equipazo y es 50-50. Empezamos mal la primera parte , pero en la segunda fuimos muy superiores, presionamos, mantuvimos el balón y físicamente ganamos el partido con esta determinación", añadió.

"LA CLAVE ES QUE SE LLEVAN DE PUTA MADRE"

Zidane dejó claro que no sabía lo que había "aportado" este año. "La clave y el éxito es que todos se han sentido importantes y han aportado su grano de arena, pero sobre todo que se llevan de puta madre. Ha sido tremenda la conexión entre todos y cuando consigues cosas es más fácil, pero eso lleva mucho trabajo aunque con esta plantilla y en este club es mas fácil. Hay mucho talento, pero mucho trabajo detrás, y cuando piensas que vas a conseguir cosas trabajando, con esta plantilla se puede", remarcó.

Preguntado si cree que es el mejor entrenador del mundo por Susana Guasch, Zidane se ruborizó y lo negó tajantemente. "No, no, eso no", dijo, huyendo tras la pregunta. Aunque no lo acabó por confirmar dejó clara su continuidad en el club. "Está claro, sí, sí, pero ahora vamos a disfrutar", concluyó antes de irse.

LOGRA SU TERCERA COPA DE EUROPA

Zinedine Zidane consiguió en Cardiff sumar su tercera Liga de Campeones, todas con el Real Madrid, tras haber logrado una como jugador y otras dos como primer entrenador, aunque también logró otra corona cuando era el ayudante de Carlo Ancelotti.

El técnico francés dirigió al conjunto blanco hacia la victoria en Cardiff ante uno de sus exequipos, el Juventus, para conseguir igualar a Pep Guardiola, Giovanni Trapattoni y Carlo Ancelotti, que también lograron la hazaña de sumar tres títulos en sus dos etapas profesionales sobre el campo y en los banquillos.

Este grupo está por detrás de otros hombres que consiguieron la Copa de Europa como entrenador y como jugador. Miguel Muñoz, también en el Real Madrid, lo hizo en cinco ocasiones, tres sobre el césped (1956, 1957 y 1958) y dos en el banquillo (1960 y 1966).