Rubalcaba: "Rajoy es el rey de la nada con gaseosa"

Elecciones 2011 Comunidades Autonomas

| 19.05.2011 - 15:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que el líder del PP, Mariano Rajoy, es "el rey de la nada con gaseosa", como se desprende de su único argumento en esta campaña electoral, repetir que "la culpa de todo" la tienen los socialistas.

En un mitin en Murcia con más de un millar de simpatizantes y afiliados del PSOE, Rubalcaba ha invitado a los presentes a preguntarse qué hubiera sido de España en este periodo de crisis, si en lugar de José Luis Rodríguez Zapatero hubiera gobernado Rajoy.

"Nada de nada, nada con gaseosa", se ha respondido él mismo, para expresar su sorpresa por las veces que ha escuchado al dirigente popular responder, sin decir nada, a cuestiones sobre los casos de corrupción del PP o sobre las "barbaridades" de Mayor Oreja.

Rubalcaba, que ha arropado con su presencia a los candidatos a la Presidencia del Gobierno de la Región, Begoña García Rategui, y a la Alcaldía de la ciudad, Pedro López, ha insistido en que el estado de bienestar en España tiene dos apellidos: "partido socialista y obrero español".

Algo que las personas de izquierdas repiten con orgullo mientras que, en contraposición, en el PP "nadie dice que son de derechas" sino de "centro reformista", que es "como una empresa de arreglar fachadas", ha ironizado.

Si hubiera gobernado Rajoy, ha proseguido en clave de humor, "cabe la posibilidad" de que hubiera resuelto la crisis económica de Lehman Brothers en Estados Unidos, porque "él es un gran economista y lo mismo había impedido la crisis económica global".

"Lo que hubiera pasado -ha apuntado- es que todo se hubiera parecido bastante a lo que ha ocurrido" pero con la diferencia de que los humildes, los parados, los becarios, los ancianos y los más desfavorecidos se han visto respaldados por el Ejecutivo socialista y con el PP, ha aseverado, "lo hubieran pasado mucho peor".

En esta línea se ha referido a leyes como la de la igualdad, la dependencia, las ayudas para el alquiler, los recursos para los desempleados o la subida de las pensiones mínimas que han promovido los socialistas.

Esta idea a Rajoy "no le gusta", porque la combate "una y otra vez", según Rubalcaba, pero "estamos en el momento de la historia de España en el que más protección social hay".

El dirigente socialista ha acusado a los populares de intentar convencer a la sociedad de que "todo es lo mismo" y de transmitir una "especie de sentimiento de que todo da igual".

"Ahora cualquier cosa que diga, te lo ligan con los jóvenes, y es verdad que algo de eso hay...", ha apuntado en alusión al Movimiento 15-M, sin querer referirse a este asunto directamente.

Ha hecho hincapié en que votar en estos comicios autonómicos y municipales "importa más que nunca", porque España está saliendo de la crisis y, de quien gobierne, dependerá cómo se hace.

A su juicio "en la indiferencia sólo progresan los que tienen de todo", es decir, los que se benefician de que "los sectores progresistas se quedan en casa" el próximo domingo.

En el penúltimo día de campaña, ha insistido en que quedan dos jornadas "muy importantes porque hay mucha gente que espera hasta el final para tomar una decisión" y, por ello, ha pedido a los ciudadanos que no se arrepientan el lunes de no haber ido a votar, cuando ya sea demasiado tarde.

El vicepresidente ha dicho que "el coro que rodea a Rajoy ha pretendido que esto fuera cualquier cosa menos una campaña autonómica y municipal", sino básicamente, "contra Zapatero".

Los socialistas, ha subrayado, son "municipalistas y autonomistas" porque quieren "cambiar la vida de los ciudadanos", y estos son los gobiernos más cercanos a ellos y con competencias para hacerlo.

En el PP, sin embargo, ven "la Comunidad como un trampolín para llegar a la Moncloa o para confrontar" mientras que el PSOE cree que "el poder de verdad no es el central, sino el que te permite cambiar la vida de los ciudadanos".

Rubalcaba ha insistido en la reflexión sobre las propuestas y la ideas antes de ir a votar, puesto que los socialistas entienden que "la política es algo distinto que lanzar improperios".

"No es nuestro territorio, a los equipos de fútbol les gusta el terreno seco, si juegan mal lo embarran; como tenemos ideas, no dejéis que nos embarren el campo y, hasta el final, sigamos proponiendo cosas", ha concluido.