Rubalcaba censura que el PP "traspasó todos los límites de la democracia" mientras Rajoy lo "consiente"

Elecciones 2011 Comunidades Autonomas

| 18.05.2011 - 13:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado este martes al PP de "traspasar todos los límites de la democracia" al "faltar al respeto" al país, a los ciudadanos y a las instituciones básicas del país mientras que su jefe de filas, Mariano Rajoy, "no movió ni un músculo" para impedirlo y lo "consintió".

En un mitin en Vigo ante unas 3.000 personas que abarrotaban el Auditorio Mar de Vigo, ha tratado de desechar la idea de que Rajoy "no manda en su partido". "Sí manda en el PP, consiente y otorga", ha enfatizado, para criticar que el dirigente popular pretende hacer creer que "su mano derecha no sabe lo que hace la mano que está más a la derecha".

"Ya no cuela", ha sentenciado Rubalcaba, en alusión al juego de "poli bueno, poli malo" del PP como cuando su candidato por Barcelona advirtió del regreso de enfermedades ya erradicadas en España por culpa de los emigrantes mientras Rajoy se reunía con extranjeros para "prometerles derechos". "Tratan de dar gato por liebre", ha censurado.

Al margen de esta "canallada" y de estas declaraciones "repugnantemente xenófobas" del popular barcelonés, Rubalcaba ha recriminado también al PP "la comparación de España con Grecia" que, aparte de "una mentira", es "una insensatez" por la "desconfianza" que puede introducir en los inversores internacionales; tanto como sus críticas a "policías y judicatura" cuestionando las decisiones del Tribunal Constitucional reforzando las tesis de aquellos que "no creen en el Estado porque piensan que es una máquina de reprimir ideas".

"Hablan mucho de todo esto para explotar el comprensible sentimiento de inquietud de los españoles ante una crisis muy profunda porque no les interesa confrontar lo hecho en ayuntamientos y comunidades", ha interpretado, al tiempo que ha señalado que al PP "sólo le interesa el poder local y autonómico como una plaza desde donde atacar para llegar al poder central".

UNA ESPAÑA "EQUILIBRADA"

"De ahí deriva su falta de lealtad institucional", ha explicado, para remarcar que los socialistas aspiran a gobernar municipios y autonomías por su "importancia" en la vida de los ciudadanos. "La gran diferencia es gobernar para hacer las cosas mejor o para tener poder", ha contrastado el vicepresidente.

Por ello, de cara a la celebración de los comicios, ha planteado que se trata de decidir "el modelo" por el cual salir de la crisis. "Está en juego tener más o menos justicia, solidaridad y democracia", ha explicado, después de aseverar que el PSOE quiere "una España equilibrada territorialmente, socialmente, ambientalmente y generacionalmente".

En el lado opuesto ha situado a Rajoy, que, emulando a Kennedy, se ha preguntado "qué puede hacer la crisis por mí" en lugar de "qué puedo hacer yo por la crisis", tras concluir que la respuesta a esta cuestión es "nada" porque el dirigente popular optó por "no hacer nada" y seguir "sesteando".

"NO SOMOS LO MISMO"

Finalmente, Rubalcaba ha apelado al voto de "la gente distante y los defraudados" por el PSOE porque el país "se juega mucho" en estos comicios. "Entendemos que haya reticencias, pero ahora se trata de confiar en los amigos o de dejar paso a los adversarios", ha señalado.

"Porque no somos lo mismo", ha incidido, aludiendo al regidor de la ciudad olívica y a su "magnífica" gestión que permitió "cambiar mucho" una urbe "maravillosa". "Hay que trabajar para que Abel siga siendo alcalde de Vigo", ha proclamado, después de poner en valor el trabajo del Consistorio para "suplir" los "recortes" de la Xunta.

"GANAREMOS AMPLIAMENTE"

Por su parte, el jefe de filas del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, ha augurado una victoria "amplia" a Caballero así como en todas las grandes ciudades de Galicia. "Porque tenemos los mejores candidatos y porque sabemos hacer política municipal", ha reivindicado.

En clave local, ha definido al aspirante a mantenerse en el sillón de mando como "una persona que representa la esencia de Vigo" y "la defensa de una ciudad" frente a un presidente de la Xunta al que "le gustaría que no existiese" esta urbe. "Hubo un ataque absolutamente frontal por parte de Feijóo y una parte de Vigo dijo no y le paró los pies", ha recordado, para criticar que la candidata del PP local, Corina Porro, se mantuvo "del lado de los que atacaban" a la ciudad.

En último término, el dirigente de los socialistas gallegos ha realizado un llamamiento a que "ni un progresista se quede en casa" el próximo domingo porque está en juego "un modo de vivir y de entender la vida". "VIGO, SI"

Coreando su lema de campaña 'Vigo, sí' con el que consiguió poner en pie a los asistentes al mitin, Caballero vertió duras críticas sobre "los que dieron la espalda" a la ciudad, en alusión a Porro, después de atribuir su falta de "respeto" por la urbe a que "viven en un chalet en Vilaboa". "Tienen nulo espacio político aquí", sentenció.

Tras recordar su defensa de la caja de ahorros viguesa --"para que siguiese siendo nuestra"--, recriminó al Gobierno gallego que "diera la espalda" al aeropuerto vigués aunque ensalzó su gestión para lograr vuelos a Londres y París.

Tampoco esquivó la polémica sobre el auditorio que acogió el mitin, al que el ayuntamiento puso una placa al día siguiente de su inauguración obviando la participación del Ejecutivo gallego en su construcción. "De 85 millones, la Xunta puso 15. `Y aún quería una placa!", enfatizó, para garantizar que ésta se pondrá "cuando pague como corresponde". "Y, mientras tanto, no hay placa", subrayó, consciente de que "en otros lugares" se gastaron "más de 400 millones", en referencia a la Cidade da Cultura que alberga la capital gallega.