Lissavetzky propone un proyecto para constituir Madrid como Ciudad de Ciencia e Innovación

Elecciones 2011 Ayuntamiento

| 16.05.2011 - 15:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha anunciado este lunes su intención de llevar a cabo un plan específico que constituya a Madrid en la Ciudad de la Ciencia e Innovación. En un encuentro en el que ha estado acompañado por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, Lissavetzky ha apostado por la ejecución de este proyecto, que se vertebrará en dos ejes principales: uno basado en la tecnología y la innovación, y otro en la Ciencia.

En el primero de estos, Lissavetzky ha considerado que es necesario "apuntalar" las posibilidades que ya están consolidadas, y ha destacado que los grandes rasgos que propone en este punto pasa por la participación en infraestructuras de apoyo a la innovación, el desarrollo de programas de apoyo a la innovación empresarial y la creación de espacios propios de promoción y emprendimiento.

En este sentido, Lissavetzky ha apostado por la constitución de "viveros de empresas evolucionados 2.0", abiertos a las "peculiaridades del distrito". La idea de crear "numerosos espacios de pequeña escala" para el candidato del PSOE es "un modo de actuar inteligente".

Por otra parte, el eje de la Ciencia se basa en el reconocimiento de la excelencia en las instituciones, la financiación y generar un entorno atractivo para los investigadores. "Es lógico que las dos primeras no dependen de una ciudad, ahí no le puedo echar la culpa al señor Gallardón".

"Pero hay un tercer aspecto que sí puede hacer, y mucho, la propia ciudad", ha apostillado Lissavetzky. De esta forma, ha repetido su intención de crear un Nuevo Museo de Ciencia y Tecnología en el Palacio de Cibeles --una "oportunidad de oro" para el candidato del PSOE-- dentro de la idea de "devolver espacios públicos a los madrileños".

"Madrid tiene unas carencias y nunca ha apostado por esto de la innovación y las ciudades inteligentes", ha dicho el candidato socialista al Ayuntamiento de la capital, que ha apostillado que "para ciudades inteligentes hacen falta políticos con inteligencia para adelantarse al futuro".

"No me voy a atribuir la virtud de la inteligencia, pero sí por lo menos la de basarme en lo que otros han ido haciendo y en cómo han estado funcionando diversas actividades", ha dicho.

Asimismo, Lissavetzky ha añadido que en materia de política científica es necesario avanzar en la formación a trabajadores en nuevas competencias, ofrecer a los emprendedores facilidades en la gestión del negocio y a los ciudadanos en la cultura de la innovación.

El candidato, que ha manifestado llevar "en la sangre" la investigación científica, ha considerado que existe una "falta de liderazgo" en este aspecto y se ha postulado como candidato a asumir esta carencia, para lo que apuesta por recuperar el diálogo social con las empresas y con los trabajadores, recuperar la lealtad institucional "sin enfrentamientos con la Comunidad de Madrid y sin insultos al Gobierno de España que tienen más carácter político que de Ciencia" y por el desarrollo y crecimiento de la capital.

Durante este acto en el que Lissavetzky ha desgranado sus propuestas en esta materia, el candidato socialista ha estado arropado por la ministra Garmendia, que ha precedido al aspirante en una intervención en la que ha defendido la gestión del PSOE desde 2004 en Ciencia e Innovación.

LA INVESTIGACION, "COSA DE TODOS"

Así pues, ha destacado que se hayan incrementado en un 36 por ciento desde 2004 los investigadores en España, cuyo número por cada mil habitantes se sitúa por encima de la media y que, a pesar de la crisis, se aumentara en 2009 el empleo en I+D+i en un 2 por ciento más. En este sentido, ha destacado el aumento de la inversión de las grandes empresas españolas en este sector a pesar de la coyuntura económica, en contraposición a la media europea o la americana.

La ministra ha considerado que la nueva Ley de Ciencia, aprobada la pasada semana, constituye un "nuevo punto de inflexión como lo fue en su día la Ley de 1986", y que en este contexto "las ciudades tienen un papel que cumplir en esta apuesta". "La investigación es cosa de todos. Empieza por una actitud individual y personal", ha dicho Garmendia, que ha criticado que, aunque "muchos no lo han entendido", el papel de los municipios "es determinante". "Madrid puede y debe convertirse en una ciudad de Ciencia e Innovación", ha manifestado la ministra al respecto de que es, a su juicio, "uno de los grandes objetivos pendientes" de la capital.