La prima de riesgo española sube a 286 puntos y Salgado no descarta llegar a los 300

blog herman salgado
blog herman salgado

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se mantiene cerca de sus niveles máximos, en torno a los 280 puntos básicos, después de haber superado por la mañnaa los 290 puntos ante la incertidumbre sobre la crisis de deuda en Grecia y su contagio a otros países de la periferia del euro. En concreto, la prima de riesgo de la deuda española con vencimiento a diez años se situaba en 293 puntos básicos, con un interés del 5,713%, frente a los 291 puntos básicos en los que cerró el viernes.

Para la dirección del PSOE es "ocasional" que el diferencial de casi 300 puntos básicos y lo achaca a la circunstancia "puntual" de Grecia, por lo que confía en que irá remitiendo en los próximos días. Así lo afirmó en rueda de prensa el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, al subrayar que el Gobierno ha hecho frente a todas las convulsiones que han sacudido a la economía española por la crisis global.

Por su parte, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, admite que España aún se encuentra dentro de los países con "desequilibrios macroeconómicos", pero asegura que, "aunque faltan cosas por hacer", el país está mejor que hace unos meses. Asimismo, afirma que aunque le inquieta la subida de la prima de riesgo, lo importante -a su juicio- es que las emisiones de deuda soberana española siguen teniendo "una demanda suficiente".

Una explicación que dista mucho de estos análisis es la del coordinador de Economía y Empleo del Partido Popular, Cristóbal Montoro, quien considera que España está volviendo a la década de 1990 en índices de paro y desconfianza de los mercados, expresada por el diferencial entre la rentabilidad a diez años de la deuda española y la alemana.

A juicio de Montoro, esa elevada prima de riesgo "marca que el tiempo se ha acabado", por lo que ha insistido en que deben aplicarse las reformas económicas, laborales y sociales "cuanto antes" y no pensar que el país está "a punto de ser intervenido".