La reducción del déficit ayuda al Tesoro a colocar el máximo previsto y a tipos más bajos

bolsa_mercados27
bolsa_mercados27 |Telemadrid

El Tesoro Público ha colocado este jueves 4.228 millones de euros en bonos y obligaciones, por encima del máximo previsto, a unos tipos de interés más bajos y con una demanda que ha superado ampliamente lo que se ha adjudicado, tras el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que el déficit público en 2012 se habría situado por debajo del 7%, pese a que numerosos analistas estimaban una cifra mayor.En concreto, en la subasta de bonos a dos años ha colocado un total de 1.111,74 millones de euros a un tipo de interés medio del 2,540%, frente al 2,823% de la subasta anterior. También el interés marginal se ha moderado, pasando del 2,889% de la emisión previa al 2,570% de la actual.

En el bono con fecha de vencimiento en 2019, se han colocado 547,66 millones de euros, a un tipo medio del 4,275%, más de dos puntos porcentuales por debajo de la rentabilidad ofrecida en la subasta previa del mismo papel (6,701%), mientras que la rentabilidad marginal se ha rebajado al 4,294% desde el 6,798% de la emisión anterior.

En la misma línea, el Tesoro ha colocado 2.568,38 millones de euros en una obligación a diez años, que se trata de la nueva referencia de la prima de riesgo, a un tipo de interés medio del 5,202% y con una rentabilidad marginal del 5,222%.En las tres subastas la demanda ha superado ampliamente lo que finalmente se ha colocado. Especialmente ha sido así en el caso del bono a dos años, donde se ha multiplicado por cuatro, hasta un total de 4.104 millones de euros, mientras que en el bono a seis años las peticiones han alcanzado los 1.392 millones de euros, más del doble que las ventas. Lo mismo ha sucedido en el bono a diez años, con una demanda de 4.109 millones, una vez y media más de lo adjudicado.

El Tesoro vuelve a cosechar un nuevo éxito con esta subasta, en línea con la evolución de las realizadas a lo largo del año y después de que ayer emitiera un Eurobono en dólares a cinco años, con vencimiento el 6 de marzo de 2018, por valor de 2.000 millones de dólares (más de 1.505 millones de euros), el primero en dólares desde 2009.

REBAJA DE TIPOS EN LAS DOS ULTIMAS SUBASTAS.

La subasta de este jueves se une a la que realizó el organismo el martes, en la que superó el objetivo y colocó 4.000 millones en letras a 3 y 9 meses, con una rentabilidad también inferior a la ofrecida a los inversores en emisiones previas del mismo papel.

Con estas dos subastas, el Tesoro Público cerrará el mes de febrero después de haber colocado 4.610 millones en bonos el 7 de febrero y 5.570 millones en letras el martes 12. Sin embargo, en estas dos ocasiones, el Tesoro se vio obligado a ofrecer rentabilidades más altas a los inversores, coincidiendo con los escándalos de corrupción que salpican a diversos partidos políticos en España.