La zona euro sale de una recesión histórica impulsada por Alemania y Francia

La zona del euro ha salido técnicamente de la recesión más grave de su historia, que ha durado año y medio, impulsada por unos datos mejores de lo esperado en Alemania y Francia, que permiten al bloque cerrar el segundo trimestre con un crecimiento del 0,3 %.

Las cifras, fruto de un cálculo adelantado y publicadas hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, van en todo caso en la línea de las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, que ya auguraban una recuperación gradual del crecimiento en el segundo trimestre del año.

La mejora de la economía alemana entre abril y junio de este año, del 0,7 %, fue llamativa porque se produjo tras haberse mantenido sin cambios en el trimestre precedente y haber registrado una caída del 0,5 % en los últimos tres meses de 2012.

La francesa también presentó una mejora de siete décimas con respecto a los dos trimestres precedentes, en los que experimento una bajada del 0,2 %.

En el caso alemán, el repunte del PIB estuvo impulsado ante todo por el consumo interno y las inversiones, según señaló en Berlín el Departamento Federal de Estadística (Destatis).

La economía española se mantuvo en negativo con una caída del 0,1 %, aunque sí registró una mejora con respecto a los dos trimestres anteriores en los que el PIB se contrajo un 0,5 % y un 0,8 %, respectivamente, según los datos adelantados publicados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Otras cinco economías también se mantuvieron en recesión, entre las que figuran Italia (con una caída del 0,2 %), Holanda (-0,2 %), Suecia (-0,1 %), Bulgaria (-0,1 %) y Chipre (-1,4 %).

PORTUGAL, MEJORA CON PRUDENCIA

El regreso al crecimiento económico de Portugal en el segundo trimestre del año con la mayor subida del PIB de toda la Unión Europea (UE) no evita que se prolongue la incertidumbre en el país, cuya recuperación definitiva aún no se vislumbra.

Economistas lusos de diferentes tendencias advirtieron hoy de que estos datos, aunque positivos, no alteran sustancialmente las previsiones de recesión para el ejercicio 2013 y consideran que es pronto aún para hablar de una "inversión" del ciclo negativo en el que se encuentra inmerso el país desde 2011.

El propio Gobierno portugués, a través del ministro de Presidencia, Luís Marques Guedes, pidió "prudencia" a la hora de evaluar las cifras y recordó que la política de ajustes y reformas aplicada por los conservadores se mantendrá y deberá prolongarse durante los próximos años.

LA BOLSA EN POSITIVO

El Ibex ha cerrado finalmente en positivo por segunda jornada consecutiva, tras subir un 0,35%, ante la mejora en la prima de riesgo española y los datos que confirman que la eurozona salió de la recesión en el segundo trimestre. El selectivo amplía así su máximo anual hasta los 8.789 puntos.

El indicativo español Ibex se ha alineado con las subidas lideradas en Europa por París, que ha ganando un 0,5%. Cerca del selectivo madrileño se ha situado el de Francfort, que ha avanzado un 0,27%, mientras que Londres se ha adentrado en pérdidas y se ha dejado un 0,37%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española mantenía su mejoría y se establecía en los 261 puntos básicos, en niveles mínimos de hace dos años, una caída explicada en parte por el aumento del diferencial del 'bund' alemán, de referencia en el mercado. De hecho, la rentabilidad del bono español a 10 años se situaba en el 4,4%.

El euro, por su parte, reforzaba posiciones respecto al dólar, puesto que la moneda única fijaba su intercambio al cierre de sesión en 1,3248 'billetes verdes'.