La prima de riesgo en Italia alcanza el nivel de rescate

La prima de riesgo se disparaba más allá de los 570 puntos básicos, un día después de que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunciara que va a dimitir. En los últimos días, la posibilidad de que Berlusconi dimitiese había dado confianza al parqué milanés, que lo impulsó al alza, mientras la prima de riesgo se relajaba. Hoy, sin embargo, la desconfianza volvió a apoderarse de esos indicadores financieros.

Doce de los cuarenta títulos que forman el selectivo milanés fueron suspendidos por la autoridad del mercado por un exceso de bajada, entre ellos los principales bancos, como Unicredit e Intesa SanPaolo, y los activos relacionados con la familia Berlusconi, como el grupo audiovisual Mediaset, que bajaba un 7,5 %. La mayor pérdida la registraba la gestora de Loterías del Estado, Lottomatica, que en el momento de la suspensión cedía un 9,31 %. También fueron suspendidas Mediobanca, Fiat Industrial y Atlantia, entre otros.

La prima de riesgo, siguió su tendencia al alza y tras superar los 500 puntos después de la apertura de la Bolsa se disparó hasta los 520 puntos básicos, manteniendo la rentabilidad en el 6,91 %. Estos datos, como la superación de la barrera de los 500 puntos o un rendimiento al 7 % en los bonos a diez años, desencadenaron el rescate de Portugal e Irlanda por parte de la Unión Europea.

Ante la situación económica del país, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas políticas italianas para que tomen "decisiones rápidas", destacando que es importante un "debate abierto y objetivo" ante una situación "difícil y delicada" e incluso "crítica y alarmante" por lo que ha reclamado que "caigan los antiguos tabúes y tantos obstáculos" por parte de los partidos políticos. En este sentido, el Napolitano ha subrayado que Italia "debe recuperar credibilidad y confianza como país" para salir "de un camino muy peligroso" que atraviesan "los títulos de deuda en los mercados financieros".