Vueling roza el 90% de puntualidad en las primeras horas del plan de contingencia

La aerolínea asegura que no se prevé la cancelación de ningún vuelo para hoy

Los pilotos cederán días libres para hacer frente a la "excesiva planificación de vuelos" e intentar devolver la normalidad

La CE recuerda que España debe hacer cumplir los derechos de los pasajeros

Colas en los mostradores de Vueling

economia

| 06.07.2016 - 10:46 h
REDACCIÓN

Nueve de cada diez vuelos de Vueling programados para esta mañana han despegado y aterrizado en el aeropuerto barcelonés de El Prat con puntualidad, en el primer día de aplicación del plan de contingencia que la aerolínea presentó al Gobierno tras una semana de retrasos y cancelaciones.

Fuentes de la aerolínea han informado a Efe de que se trata de la dinámica de "un día normal", algo que también se ha reflejado en los mostradores de Vueling del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde ya no se ven colas kilométricas de pasajeros enfadados.

Las mismas fuentes han apuntado que no se prevé la cancelación de ningún vuelo para hoy, cuando hay programados 187 rutas con origen en Barcelona, según datos de la web de Vueling.

Con este panorama, parece que por el momento la aerolínea ha puesto fin a los problemas que ha arrastrado durante la última semana, que tuvieron su punto álgido durante el fin de semana, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de verano para muchos.

La aerolínea presentó ayer el plan de contingencia que le había exigido el Ministerio de Fomento y que contempla más aviones, así como la cancelación anticipada de vuelos durante el verano.

LOS PILOTOS CEDERÁN DÍAS LIBRES PARA SOLUCIONAR EL CAOS

Los pilotos de Vueling cederán varios días libres para hacer frente a la "excesiva planificación de vuelos" de la compañía e intentar devolver la normalidad a la aerolínea, según el sindicato Sepla, que ya anticipó a principios de junio que la empresa no tenía recursos para cubrir la programación veraniega.

Según ha informado hoy el sindicato de pilotos, éste es uno de los puntos del proyecto de productividad que Sepla presentó a principios de verano y que la aerolínea ha recuperado ahora para presentar al Ministerio de Fomento dentro del plan de contingencia para recuperar la normalidad.

Para el sindicato, este plan puntual supone una "cesión extraordinaria" que los pilotos hacen de su propio tiempo de descanso, "con la finalidad de poder abarcar el exceso de vuelos y rutas que la anterior dirección de la compañía había planificado para este verano".

Sepla se queja de que, "una vez más", los trabajadores son quienes asumen el peso de sacar adelante la producción de Vueling, trabajando más horas de las estipuladas por sus respectivos contratos laborales.

Todos los colectivos de Vueling "están volcados en salvar la situación de la compañía" y en devolver a los usuarios la confianza en la aerolínea, aseguran los pilotos.

Sepla ya denunció a principios de junio que Vueling no disponía de recursos necesarios para cubrir la programación que había planificado para la temporada de verano. Entonces, presentó a la dirección de la aerolínea un proyecto de productividad que contemplaba la cesión limitada de días libres según necesidades de producción, proyecto que ha sido rescatado ahora por la compañía para presentar ante Fomento dentro del plan de contingencia.

Los pilotos esperan que esta situación no se repita en el futuro y que haya "más realismo" a la hora de planificar la temporada de verano.

Confían asimismo en la voluntad de diligencia de la nueva dirección de la compañía para que en el futuro las programaciones se adapten a los recursos reales para que la solución a los errores de planificación no recaiga en los trabajadores.

HACER RESPETAR LOS DERECHOS DE LOS PASAJEROS

La Comisión Europea (CE) dijo hoy estar al tanto de los retrasos y cancelaciones que han afectado a miles de pasajeros de la aerolínea Vueling y que se mantiene en contacto con las autoridades relevantes, pero recordó que son los países miembros los que deben velar por los derechos de los pasajeros.

"Se nos ha informado de esta situación", señaló la portavoz comunitaria Anna-Kaisa Itkonen en la rueda de prensa diaria de la CE, en la que recordó que la obligación de velar por que se cumpla la ley recae en manos de España.

"La aplicación de los derechos de los pasajeros corresponde a los Estados miembros, pero por supuesto seguimos y estamos en contacto con las autoridades", dijo Itkonen.

Fuentes comunitarias indicaron que la Comisión solo puede intervenir si se trata de un fallo sistémico, no de cuando es una situación que afecta a una sola compañía.

Los eurodiputados socialistas Javier López e Inés Ayala instaron hoy en una pregunta parlamentaria dirigida a la CE a determinar si "la Agencia Nacional de Seguridad Aérea ha llevado a cabo con diligencia su tarea de supervisión de la compañía Vueling y de sus planes operativos".

Los eurodiputados preguntan asimismo al Ejecutivo comunitario de qué herramientas dispone "para exigir al Estado miembro o al operador garantizar un plan de negocio viable con suficientes medios técnicos y humanos".