Volkswagen Turismos recortará en 1.000 millones anuales sus inversiones

El Gobierno acuerda crear un grupo de coordinación y seguimiento de la situación en España

economia

| 13.10.2015 - 11:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La marca automovilística Volkswagen Turismos, propiedad del consorcio del mismo nombre, ha anunciado un nuevo plan de eficiencia que contempla, entre otras medidas, reducir en 1.000 millones de euros sus inversiones anuales, según informó la empresa.

El consejero delegado de la compañía, Herbet Diess, afirmó que la marca se está reposicionando para el futuro, con el desarrollo de nuevas tecnologías, con una nueva estrategia en motores diésel y con el desarrollo de una nueva plataforma para turismos y vehículos comerciales ligeros eléctricos.

"La marca Volkswagen se está reposicionando a sí misma para el futuro. Nos estamos volviendo más eficientes, estamos dando un nuevo enfoque a nuestra gama de productos y a nuestras tecnologías clave y estamos haciendo hueco para tecnologías de futuro acelerando nuestro programa de eficiencia", añadió.

Entre las decisiones adoptadas por el nuevo consejo de administración de la empresa destaca que la futura generación del modelo Phaeton, el 'buque insignia' de la marca, será eléctrico y contará con una autonomía para recorrer largas distancias.

En primer lugar, Volkswagen Turismos ha decidido instalar únicamente la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR) y AdBlue en sus vehículos diésel en Europa y Norteamérica "lo antes posible" y afirmó que los coches de gasóleo sólo equiparán sistemas de escape que utilicen "la mejor tecnología medioambiental".

Por otro lado, la firma automovilística también reforzará el desarrollo de la plataforma modular (MBQ), centrándose en vehículos híbridos enchufables con una mayor autonomía, así como en coches eléctricos con autonomías de hasta 300 kilómetros, en un sistema de suministro de energía de 48 voltios y en 'concept' diésel, de gasolina y de gas natural comprimido.

PLATAFORMA PARA ELECTRICOS

Entre las medidas que llevará a cabo la empresa también destaca el desarrollo de una nueva plataforma para vehículos eléctricos del segmento compacto de diferentes marcas del consorcio y que será válida tanto para turismos como para vehículos comerciales ligeros.

"El sistema estandarizado será diseñado para todas las estructuras de carrocería y tipos de vehículo, lo que permitiría 'concept cars' particularmente emocionales, y servirá para contar con una autonomía en modo eléctrico de entre 250 y 500 kilómetros", añadió la compañía.

Por otro lado, el modelo Phaeton contará con tecnología 100% eléctrica y será capaz de circular durante largas distancias sin repostar, al tiempo que incorporará la última tecnología en conectividad y la próxima generación de sistemas de asistencia.

EL GOBIERNO ACUERDA CON LOS SINDICATOS CREAR UN GRUPO DE COORDINACIÓN Y SEGUIMIENTO DE LA SITUACIÓN EN EL GRUPO VOLKSWAGEN

Los ministros de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, han acordado este martes con los sindicatos CCOO y UGT la creación de un grupo de coordinación y seguimiento de la situación en las plantas españolas del Grupo Volkswagen para analizar el cumplimiento de los compromisos de inversión de la compañía en estas fábricas.

En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con Soria y con Báñez, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, explicó que dentro de este grupo estarán representados, además de las organizaciones sindicales y ambos ministerios, los gobiernos de las comunidades autónomas afectadas (Cataluña y Navarra) y el propio Grupo Volkswagen. El objetivo de este grupo será coordinar las acciones para lograr mantener las inversiones comprometidas en las plantas españolas a corto y medio plazo.

En este sentido, el responsable de la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT, Carlos Romero, hizo hincapié en la importancia de lograr que en el próximo plan quinquenal que el Grupo Volkswagen empezará a diseñar en noviembre y que se aplicará a partir del año 2019, las fábricas españolas logren carga de trabajo suficiente como para mantener el empleo.

"No sólo hay que hablar de las inversiones comprometidas a corto plazo, que esas ya están comprometidas y no parecen en cuestión, sino que nos preocupa la planificación que hace el grupo para los próximos cinco años, a partir del año 2019, para cuando las plantas españolas necesitan incorporar nuevos modelos para mantener la carga de trabajo", subrayó Romero.

Por esta razón, y ante la previsión de que el grupo automovilístico inicie el diseño de dicho plan en noviembre, el dirigente sindical sostuvo que la primera reunión de este grupo de coordinación debería realizarse antes del próximo 31 de octubre.

Asimismo, los dirigente sindicales exigieron a la compañía que lleve a cabo una campaña informativa para tratar de restituir la confianza de la opinión pública, a la vez que depura responsabilidades de "todo lo que ha pasado", según apuntó Méndez. En este sentido, defendió que "a los directivos se les deben exigir responsabilidades al máximo nivel, pero en España los trabajadores son víctimas y las factorías también son víctimas, porque aquí no se fabrican motores".

En una línea similar, el secretario confederal de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, hizo hincapié en que "los trabajadores españoles de las empresas en Barcelona y en Landaben, en Navarra, así como de la industria auxiliar, no son los culpables de la situación que se ha generado".

Así, aseveró que defender la industria del automóvil "va más allá de las plantas afectadas", por lo que exigió al Grupo Volkswagen que, "de la manera más rápida posible, mande un mensaje de respeto al medio ambiente y a la salud", y asegure que "se mantienen todas las inversiones, las comprometidas y las necesarias, para mantener el futuro de estas plantas, que son las más competitivas en Europa.

También demandó que la compañía reafirme el mantenimiento del "empleo y las condiciones laborales", y concluyó subrayando que "el comité de seguimiento velará por que se cumplan estas condiciones".

SORIA REITERA QUE NO HABRÁ CAMBIOS EN EL PROGRAMA DE INVERSIONES PARA ESPAÑA

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reiteró que el Grupo Volkswagen se ha comprometido a mantener las inversiones de unos 4.200 millones de euros previstas en España, si bien apuntó que "este tipo de decisiones tienen que llevarlas todavía a determinados comités internos del grupo".

En una entrevista en Telemadrid, Soria explicó que trasladará a los sindicatos el grado de compromiso asumido por el grupo automovilístico en la reunión de la semana pasada en Alemania. En este sentido, Soria subrayó que "nos garantizaron literalmente que no había ningún cambio en el programa de inversiones previsto para España", si bien matizó que "este tipo de decisiones tienen que llevarlas todavía a determinados comités internos del grupo".

A su juicio, "hay que verlo como razonable porque, como consecuencia de la situación que se ha creado en el grupo y de la necesidad de dotar de determinadas cantidades, que las han tenido que provisionar, tengan que reducir globalmente los gastos".

En cualquier caso, trasladará en la reunión con los sindicatos que el objetivo del Gobierno es que se cumplan las inversiones tanto en la planta de Landaben (Navarra), para la fabricación del Volkswagen Polo, como en Martorell (Barcelona), para los modelos Seat León y Seat Ibiza.

De igual forma, subrayó el compromiso del Gobierno y de las comunidades autónomas en las que se encuentran las plantas para apoyar a este grupo automovilístico "con planes de financiación que impulsan la innovación que incorporan estos nuevos modelos".

Respecto a la posibilidad de que Industria inste a la Abogacía del Estado a investigar el caso, Soria aclaró que ha pedido un dictamen sobre si las ayudas del plan PIVE deben de ser devueltas o no.

El titular de Industria, que reiteró que el Gobierno ha descartado una devolución de las ayudas por parte de los consumidores, consideró que se ha tratado de un caso aislado, aunque reconoció que puede generar "alguna preocupación" por las implicaciones que pudiera conllevar en la industria del motor diésel en Europa.