Unicaja se convierte en el tercer grupo de cajas con la absorción de Caja España-Duero | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Unicaja se convierte en el tercer grupo de cajas con la absorción de Caja España-Duero

La fusión precisará hasta 1.500 millones públicos

Unicaja (Unicaja)

economia

| 17.03.2012 - 13:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La fusión entre Unicaja Banco y Banco Caja España-Duero (Banco Ceiss), de la que surgirá el tercer grupo de cajas por activos y volumen de negocio, requerirá ayudas públicas que oscilarán entre 475 y 1.500 millones de euros, informaron hoy ambas entidades.

La integración ha sido aprobada hoy por los consejos de administración de Banco Ceiss y Unicaja Banco y se materializará por la cesión por la entidad castellano leonesa de todo el negocio y depósitos de clientes a Unicaja Banco y por la toma de una participación del 30 por ciento de esta entidad.

Para alcanzar un "ratio de capital principal superior al 10 por ciento" en la entidad resultante de la fusión (Grupo Unicaja/Ceiss), Unicaja Banco dispondrá de hasta 1.025 millones de euros de la entidad pública Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), a los que habrá que añadir 475 millones que pedirá Banco Ceiss.

Unicaja Banco "tendrá abierta una línea de disponibilidad -en el FROB- de obligaciones convertibles desde 375 millones de euros y hasta un límite de 1.025 millones de euros", mientras que Banco Ceiss pedirá "475 millones en obligaciones convertibles" que suscribirá el FROB.

Estos bonos, denominados CoCos, que serán comprados por el FROB y ofrecerán un 8 por ciento de interés, tendrán un plazo de devolución de ocho años, siempre que la entidad tenga la suficiente solvencia para ello, según han explicado a EFE fuentes del Banco Ceiss.

Para alcanzar la estructura de capital prevista, Banco Ceiss seguirá contando con los 525 millones de euros en participaciones preferentes suscritos con anterioridad por el FROB, con lo que garantizará exclusivamente 1.000 millones de euros.

La integración de las entidades se materializará mediante la participación de Banco Ceiss en el capital de Unicaja Banco, hasta ahora totalmente propiedad de Unicaja.

Respecto a los detalles de la integración, Banco Ceiss traspasará "todo el negocio y depósitos de clientes a Unicaja Banco, bajo cuya garantía quedarán los mismos".

De acuerdo con un comunicado de Unicaja, "la nueva entidad contará con unos elevados niveles de solvencia y dará lugar al mayor tercer grupo de cajas de ahorros, con unos activos totales aproximados de 80.000 millones de euros y un volumen de negocio bancario de 120.000 millones de euros".

Además, ha precisado que "ambas entidades comparten el propósito del Ministerio de Economía y el Banco de España de avanzar en el proceso de consolidación del sistema financiero" y ha añadido que "próximamente se modificará el contrato de integración para adecuarlo a esta nueva situación".

El nuevo grupo Unicaja/Ceiss, con 9.300 trabajadores (4.694 de Banco Ceiss y 4.621 de Unicaja), tiene presencia en prácticamente todo el ámbito nacional e implantación principal en las comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía.

Según han dicho a EFE fuentes del Banco Caja España-Duero, está previsto que Braulio Medel (Unicaja) sea presidente del nuevo grupo y que el consejero delegado sea Evaristo del Canto (Caja España-Duero). El consejo de administración quedará repartido entre 5 miembros procedentes del Banco Caja España-Duero y 10 de Unicaja.

El proceso de fusión entre Caja España-Duero y Unicaja se aprobó el pasado 26 de septiembre y el retraso en su terminación se ha debido a la complejidad de la operación y al nuevo marco de saneamiento del sector financiero estipulado el 3 de febrero pasado a través del decreto-ley de reforma del sistema financiero.

Este decreto obliga a la banca a cubrir en unos 52.000 millones de euros más su exposición al riesgo inmobiliario, lo que supone que Caja España-Duero requiera hasta 1.140 millones de euros y Unicaja 691 millones de euros.