Un laboratorio robotizado para hacer yogures inspirado en el hospital de la Paz

La compañía Danone ha elegido una fábrica de Tres Cantos para la instalación de un dispositivo robótico interactivo similar a uno de analíticas

economia

| 11.07.2017 - 10:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un laboratorio robotizado para hacer yogures. La compañía Danone ha elegido una fábrica de Tres Cantos para la instalación de un dispositivo robótico interactivo. Un sistema que permite aumentar la calidad y la eficiencia en la elaboración de sus productos. Cómo funciona,

Danone presenta el proyecto 'Ideal Factory' y el nuevo laboratorio automatizado de la fábrica de Tres Cantos. Nos presentan el laboratorio robotizado que se ha inspirado en el de analíticas del Hospital de la Paz nos enseñan el robot

La Compañía Danone ha elegido la Fábrica de Tres Cantos para hacer la conversión a la industria 4.0 al incluirla como piloto del programa "Ideal Factory". Por ello, Danone ha invertido en la automatización del laboratorio de la Fábrica de Tres Cantos con la instalación de un "cobot", un dispositivo robótico interactivo que ayuda a aumentar la calidad y la eficiencia en la producción.

Desde que la multinacional francesa lo inauguró en 1997 para centralizar las competencias y el soporte tecnológico mundial para proyectos de yogur firme, este complejo ha ido creciendo año tras año hasta convertirse en lo que es a día de hoy: el único centro en el mundo con una planta piloto que permite llevar a cabo un servicio completo, desde el desarrollo, scale-up industrial e innovación tecnológica hasta proyectos de lanzamientos de yogures firmes, batidos, bebidas fermentadas y queso fresco.

El centro de Tres Cantos cuenta con tres instalaciones tecnológicas principales de fabricación. Entre ellas, Danone dispone de una miniplanta de selección de ingredientes, con capacidad para procesar 30 litros de leche cada hora; una planta para llevar a cabo el desarrollo de prototipos con capacidad de 180 l/h; y una planta semi-industrial de scale-up con capacidad de 1.500 l/h, haciendo de este centro el único en el mundo que cuenta con una instalación de estas características, que permite la realización de pruebas con calidad y cantidad equivalente a los niveles industriales.