Trichet prevé un crecimiento "modesto" del PIB en la zona euro

Defiende la liquidez de los bancos europeos ante la postura del FMI

Rehn, "preocupado" por que turbulencias financieras afecten la economía real

Jean Claude Trichet (afp)

economia

| 29.08.2011 - 16:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, reconoció hoy que prevé un crecimiento "modesto" del Producto Interior Bruto (PIB) en la zona euro. Trichet explicó, durante una intervención ante la comisión de Economía y Asuntos Monetarios del Parlamento Europeo, que este crecimiento se debe a la fragilidad presupuestaria que vive "un gran número de países" dentro y fuera de la Unión Europea (UE) y a las "incertidumbres" que se derivan para los mercados.

El presidente del BCE se refirió en particular a la "férrea lucha" presupuestaria vivida en Estados Unidos en el último mes.

En la eurozona, "la inflación ha sido capaz de mantenerse en niveles moderados", destacó Trichet, quien indicó que "así se mantendrá durante el próximo mes".

Por otro lado, el presidente del BCE, que pasará el testigo al italiano Mario Draghi a partir del próximo 1 de noviembre, defendió la independencia de esa institución.

En este sentido, aclaró que "el BCE solo compra títulos del mercado secundario, nunca valores gubernamentales", en referencia a los bonos de deuda que ha adquirido este verano de España e Italia.

"No se puede usar la compra en mercado secundario para sortear el principio del respeto riguroso de la disciplina presupuestaria", señaló Trichet.

El presidente del BCE dijo que "toma nota" de los compromisos nacionales de "algunos países de la zona euro" y mostró su confianza en que "se respeten a rajatabla".

Asimismo, defendió hoy la liquidez del sistema bancario comunitario frente a la necesidad de recapitalización que sería necesaria según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"No puede haber problema de liquidez en bancos europeos", señaló Trichet en respuesta a las declaraciones de la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, quien afirmó en EEUU que las entidades del continente debían ser recapitalizadas "con urgencia".

Trichet indicó que los bancos europeos "ya pasaron las pruebas de esfuerzo" antes del verano y, además, son objeto "todos los meses" de controles sobre sus balances.

"Disponemos de una cantidad ingente de garantías y colaterales", añadió el presidente del BCE, quien explicó que hay importantes cantidades disponibles para inyecciones de apoyo a plazo fijo y por términos de hasta seis meses.

Trichet, que a la apertura de su intervención de hoy en la Eurocámara anunció un crecimiento "modesto" del PIB en la eurozona, reiteró la "urgencia" de que los países de la moneda única "pongan en práctica las medidas adoptadas el pasado 21 de julio", en la última cumbre de la zona euro..

En aquella sesión extraordinaria antes del parón estival, los líderes de la Eurozona acordaron un segundo rescate a Grecia, valorado en casi 160.000 millones de euros, e impulsaron medidas con las que esperan cortar de raíz la crisis de la deuda y frenar un posible contagio a otros países periféricos.

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirmó hoy estar "gravemente preocupado" por que las constantes turbulencias en los mercados financieros acaben frenando la recuperación de la economía real de la Unión Europea.

Rehn, que intervino en una reunión extraordinaria de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara junto a los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, y del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aseguró que actualmente el comportamiento de los mercados va más "en paralelo" con la economía real.

"Los mercados financieros y la economía real se mueven ahora más en sincronía, lo que hace que esté gravemente preocupado por que las continuadas turbulencias financieras se desborden y dañen potencialmente la recuperación de la economía real", indicó ante los eurodiputados.

"Esto subraya la importancia de contener las turbulencias de los mercados para asegurar la recuperación económica", añadió.