Tiempos de crisis, tiempos de lobbies

Alemania tiene tres veces más lobbies que nuestro país

En Bruselas hay mas de 500 grupos de presión

economia

| 09.10.2011 - 10:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los lobbies cobran cada vez más importancia en estos tiempos de crisis. Influyen en los centros de poder y están totalmente instaurados en los sistemas democráticos, pero España casi no cuenta con estas entidades. Alemania, por ejemplo, tiene tres veces más lobbies que nuestro país influyendo en las instituciones europeas. De las 4000 entidades de este tipo inscritas en el registro europeo, España sólo cuenta con apenas 230. Y eso a pesar de que el 70 % de las normas que afectan al sistema financiero español provienen de Europa.

Un "lobby" es un equipo especializado en presion politica y financiado por las multinacionales que inciden para influir sobre las decisiones de los gobiernos locales, estatales y regionales. Los mas poderosos son los "lobbies" industriales de las grandes multinacionales o los financieros de los grandes bancos. Durante los últimos dos décadas, la toma de decisiones dentro de la Unión Europea se ha visto influenciada por estas grandes corporaciones a traves de sus lobbies sectoriales.

En Bruselas hay mas de 500 grupos de presión, principalmente industriales o financieros, los cuales emplean un ejército de lobistas (se calcula que són unos 20.000) para incidir sobre laspectos como las políticas ecónomicas formuladas en Bruselas e incidir cada vez más en un contexto local.

El ejército de lobbistas frecuentan los pasillos de la Comisión, del Parlamento y del Consejo de Ministros. ¿Quiénes son? Se pueden establecer dos categorías: el mundo de los negocios (asociaciones profesionales, empresas) y la sociedad civil (ONG, sindicatos, uniones de consumidores), cada uno intentando modificar los proyectos legislativos en un sentido favorable a sus intereses.