Tenemos todavía 282.700 millones de pesetas en los bolsillos

Canjeamos una media de un millón de euros cada mes

El número de billetes de 500 sigue siendo de 99 millones

El Banco de España cree que un 45% de monedas en pesetas nunca se canjearán

(Archivo)

economia

| 02.08.2012 - 13:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los españoles aún conservan en su poder un total de 1.699 millones de euros en pesetas sin canjear, el equivalente a 282.690 millones de pesetas, de los que 889 millones de euros (147.917 millones de pesetas) se guardan en billetes, y 810 millones (134.722 millones de pesetas) en monedas, según datos del Banco de España.

En el mes de junio se canjearon un millón de euros en billetes (166 millones de pesetas), en línea con lo que viene ocurriendo en los últimos meses, donde el cambio a pesetas se está produciendo a razón de un millón de euros por mes. En el caso de las monedas, en junio no se registraron movimientos de canje. En 2011, la conversión se realizó principalmente a través de billetes, que pasaron de los 909 millones de euros en diciembre de 2010 (151.245 millones de pesetas) a 895 millones de euros (148.915 millones de pesetas) un año después. Por su parte, el montante en monedas pasó de los 813 millones de euros (135.272 millones de pesetas) a los 811 millones de euros (134.939 millones de pesetas).

El Gobierno español fijó en tres meses el periodo de convivencia para ambas monedas, desde el 1 de enero de 2002, cuando comenzó a circular el euro en el bolsillo de los españoles, hasta el 31 de marzo del mismo año, y, desde entonces y hasta el siguiente 30 de junio, estableció un periodo de canje de las monedas y de los billetes en pesetas en las oficinas bancarias. A partir del 1 de julio de ese año, los españoles tienen que acudir al Banco de España si aún conservan la antigua divisa nacional.

El banco emisor estima que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca serán entregadas al Banco de España para su canje porque permanecerán en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

Los billetes de 500 euros siguen siendo mayoría

Mientras, el número de billetes de 500 euros puestos en circulación se ha mantenido en junio, con 99 millones de billetes, con lo que se estanca en los niveles de los primeros meses de 2006, también según datos del regulador. Así, los billetes de alta denominación se mantuvieron en el sexto mes del año después de haber subido en mayo y recuperar la cifra de 99 millones que marcó durante febrero y marzo. En tasa interanual, los billetes de 500 euros han caído un 2,9% respecto a junio de 2011, cuando había 102 millones de billetes de 500 en circulación.

En importe, la cantidad ha subido un 0,72% respecto a mayo, hasta los 49.704 millones de euros. En tasa interanual, la cifra supone un descenso del 2,3%. Sin embargo, este tipo de billetes representa el 69,4% del total de efectivo en manos de los españoles. El efectivo total puesto en circulación por el Banco de España supone 75.240 millones de euros (71.540 millones de euros en billetes y 3.664 millones en monedas), un 4% más que los 72.356 millones de un mes antes.

Por su parte, la cifra de billetes de 200 euros puestos en circulación en este periodo subió de 16 a 17 millones. El importe ha caído un 4,7% en comparación con mayo. Por su lado, la cifra de billetes de 100 euros en el mercado se incrementó de los 46 millones a 49 millones en el último año, en tanto que la de los billetes de 50 euros se incrementó un 13,3%.

En el caso de los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 18.487 millones y 6.757 millones de euros, respectivamente. La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen, entre otros factores.