Obama dice que los problemas de EEUU "tienen solución"

Standard & Poor's asegura que hay un 33 % de probabilidades de una nueva rebaja a EEUU

Moody's puede rebajar la nota de EEUU antes de 2013 si no reduce el déficit

economia

| 08.08.2011 - 15:52 h
REDACCIÓN

Pánico a la recesión. Las bolsas del mundo entero se desploman por las dudas sobre la economía norteamericana. El mercado ruso cae un 8% y el alemán un 5%. El pesimismo se ha apoderado de los inversores que cada vez ven las cerca una nueva recesión. El presidente Barack Obama ha intentado e transmitir un mensaje de calma, compareciendo de manera urgente ante la nación. Ha acusado al Congreso de falta de voluntad para reformar la economía y dice que los problemas de EEUU "tienen solución".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que los mercados siguen percibiendo que la deuda de su país "es de primera categoría", y afirmó que los actuales problemas financieros "tienen solución".

En una alocución desde la Casa Blanca en plena caída de las cotizaciones en los mercados financieros por la rebaja el viernes de la calificación del crédito de su país por parte de la agencia Standard and Poors, Obama sostuvo que lo que preocupa a los inversores es "la incapacidad política para hallar esas soluciones".

"Los mercados suben y bajan, pero esto es Estados Unidos, y no importa lo que ocurra, siempre seremos un país AAA", añadió.

"Tenemos los trabajadores más productivos, la tecnología más avanzada, los empresarios con más iniciativa", destacó.

El presidente estadounidense reiteró que la solución a medio y largo plazo requiere de una "gestión equilibrada" del déficit de Estados Unidos que incluya reducciones de los gastos y aumentos de los impuestos.

Obama había exigido en las conversaciones en el Congreso para elevar el techo de la deuda estadounidense un aumento de los impuestos, en especial a los más ricos, aunque los negociadores republicanos rechazaron esa posibilidad, y el acuerdo que no contentó a nadie se convirtió en ley el mismo 2 de agosto, horas antes de que se cumpliera el plazo.

MOODYS ALERTA DE QUE EN EL 2013 PODRIA REBAJAR TAMBIEN LA NOTA DE LA DEUDA

No obstante, la agencia de calificación Moody's alertó hoy de que puede rebajar la nota de la deuda soberana de Estados Unidos antes de 2013 si este país no adopta nuevas medidas para lograr una mayor reducción del déficit público.

"Para mantener la calificación 'AAA' querríamos ver medidas adicionales que tengan como resultado que la proporción de la deuda pública con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) no quede lejos a mediados de la década del nivel de casi el 75 % inicialmente previsto para 2012, y luego vaya descendiendo a largo plazo", dijo en un informe el analista de Moody's Stephen Hess.

Hess afirmó que el actual nivel de endeudamiento del país -el 100 % del PIB, la cifra más alta desde la Segunda Guerra Mundial- debe ser reducido si EEUU quiere mantener la calificación "AAA" de Moody's y desea evitar que esta agencia siga los pasos de Standard & Poor's, que el viernes rebajó por primera vez en la historia la nota de la deuda estadounidense a "AA+".

Esta decisión de S&P ha originado hoy una caída generalizada de los mercados bursátiles y en Europa, las principales bolsas de valores bajaban más de un 4 por ciento.

La situación actual en EEUU, según el experto de Moody's, puede ser "una amenaza si no se adoptan más medidas para tratar la situación fiscal a largo plazo, pero es pronto para concluir que dichas medidas no serán venideras".

La dificultad para cerrar en Washington el pacto que hace una semana permitió elevar el límite del endeudamiento de EEUU sugiere, según Moody's, que alcanzar acuerdos sobre nuevas medidas para principios de 2013 será "un reto dada la polarización política", pero no es algo "necesariamente imposible", dijo Hess.

A finales de 2012 se celebrarán en EEUU elecciones presidenciales, a las que se presentará a la reelección el demócrata Barack Obama.

El pasado 2 de agosto, Moody's decidió mantener su máxima nota "AAA" para la deuda soberana de Estados Unidos pero con "perspectiva negativa" por la división entre republicanos y demócratas en el Congreso, que puso al país al borde de la suspensión de pagos.

Sin embargo, la agencia insiste en que cree que la economía estadounidense mejorará en cuanto empiecen a aplicarse las medidas para reducir el déficit de 14,29 billones de dólares.

Moody's se expresó así después de que el pasado viernes S&P degradara por primera vez en la historia su calificación sobre la deuda soberana estadounidense por sus dudas sobre la estabilidad del plan para corregir el endeudamiento.

Además, S&P alertó hoy de que hay un 33 % de posibilidades de una nueva rebaja en los próximos 6 a 24 meses si los demócratas y republicanos no son capaces de consensuar un plan estable sobre la nueva política fiscal del país.