Spanair presentará un ERE para 2.075 empleados

La compañía presenta el concurso de acreedores con un pasivo de 300 millones

El presidente de Spanair admite que sin el apoyo de la Generalitat la compañía no podía seguir

Cospedal ve en Spanair un ejemplo de la nefasta gestión del tripartito

Este lunes hay cancelados 143 vuelos y más de 15.000 personas afectadas

economia

| 30.01.2012 - 10:19 h
REDACCIÓN
Más sobre: spanairSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La dirección de Spanair ha informado hoy a los trabajadores de que presentará en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para el conjunto de la plantilla, que afectará a un total de 2.075 trabajadores.

Los responsables de la aerolínea han dado a conocer a los trabajadores sus planes sobre la gestión del cierre de la aerolínea durante una reunión multitudinaria que han mantenido en las oficinas de la sede de la empresa en Barcelona, según fuentes de la compañía.

Unos 300 trabajadores de Spanair han respondido a la convocatoria que había hecho la empresa para explicarles directamente la situación que atraviesa la aerolínea, que suspendió inopinadamente el pasado viernes sus operaciones y que hoy ha presentado concurso de acreedores.

La empresa no ha concretado dónde presentará el ERE, pero los sindicatos dan por hecho que, muy probablemente, se hará en Madrid, ya que la extinción de puestos de trabajo afecta a centros situados en diferentes comunidades.

Los trabajadores afectados por el ERE son, en concreto, 932 auxiliares de vuelo, 395 pilotos, 325 personas adscritas a servicios generales, 192 que se dedican al mantenimiento de aeronaves, 196 que trabajan en oficinas de ventas y 35 de almacenes.

El cese de actividad de Spanair dejará también sin trabajo, probablemente, a los alrededor de 2.000 empleados de la compañía Newco, que realiza tareas de "handling" y que depende en gran parte de la aerolínea catalana, ya que el 80% de la actividad la contrata con ella.

Por parte de la empresa han acudido a la reunión multitudinaria con los trabajadores el director general y los responsables del departamento de recursos humanos, mientras que buena parte de los empleados presentes se habían trasladado incluso desde fuera de Barcelona hasta la sede de la compañía, en L'Hospitalet de Llobregat.

Poco antes de la reunión multitudinaria, el presidente de Spanair, Ferran Soriano, se ha reunido con los delegados sindicales a los que ha expuesto también las razones del cierre, según han informado fuentes sindicales.

El presidente del comité de empresa en Barcelona, Jordi Mauri, de la USOC, la organización mayoritaria en el comité, ha asegurado a Efe que la prioridad para este colectivo ahora es negociar cómo cobrar lo que la empresa debe de las nóminas de enero y cuándo percibirán las indemnizaciones por despido.

"Nos tememos que estaremos en las manos de Fogasa, que es el peor de los escenarios", ha asegurado Mauri.

La compañía ingresó ayer por la noche 1.000 euros a cada trabajador de la nómina de enero, pero no ha podido garantizar que éstos puedan recibir la totalidad en un plazo corto de tiempo.

300 MILLONES DE PASIVO

Por otra parte, la aerolínea Spanair ha presentado a primera hora de esta mañana el concurso voluntario de acreedores con un pasivo que supera los 300 millones de euros, según fuentes judiciales. El concurso, que ha entrado en el registro de la Ciudad Judicial, será enviado en las próximas horas a uno de los juzgados mercantiles de Barcelona, probablemente al nueve o al diez, que son los que reciben normalmente este tipo de causas, de empresas con deudas acumuladas superiores a los cien millones de euros.

Las mismas fuentes han asegurado que la voluntad del equipo legal de Spanair, representada por el bufete de abogados Roca i Junyent, es que el concurso se declare lo antes posible para evitar que alguno de los acreedores solicite el concurso necesario, lo que dificultaría mucho el margen de maniobra en la gestión de la crisis de la aerolínea. El principal acreedor de Spanair es la aerolínea sueca SAS, propietaria del 10 % de la compañía y antiguo máximo accionista hasta 2009, que reconoce en sus cuentas que la empresa española le adeuda 165 millones de euros.

NO PODÍAN SEGUIR

El presidente de Spanair, Ferran Soriano ha admitido que lo que precipitó el cierre de la aerolínea fue la negativa de la Generalitat a seguir invirtiendo, lo que prevaleció por encima de la retirada de Qatar Airways. "Que Qatar se retiraba se nos comunicó el viernes, pero lo más importante fue que los accionistas, la Generalitat entre ellos, decidieron no aportar más dinero, y entonces fue cuando tuvimos que tomar decisiones", ha afirmado en una entrevista a Catalunya Rdio . "Siempre hemos tenido a la Generalitat apoyándonos, pero hay un momento en que decide que ya no se tiene que empujar más este proyecto. Y no sólo lo ejecutamos, sino que lo entendemos perfectamente", ha admitido Soriano.

MAS-COLELL: "NO RENUNCIAREMOS A LA AMBICIÓN DE LA CONECTIVIDAD INTERNACIONAL DE CATALUNYA"

El conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha aseverado este lunes que pese a la quiebra de Spanair, la Generalitat no renunciará nunca "a la ambición de la conectividad internacional de Catalunya".En una entrevista en Catalunya Radio, ha defendido que "para un territorio la conectividad es esencial, con una compañía en red, no punto a punto o de bajo coste". Ha reconocido que el objetivo de mejorar la conectividad aérea de Catalunya será más difícil tras la desaparición de Spanair y la decisión del Gobierno de cancelar el concurso para la gestión individualizada de El Prat y Barajas.

COSPEDAL VE EN SPANAIR UN EJEMPLO DE LA NEFASTA GESTIÓN DEL TRIPARTITO

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dicho hoy que el cierre de Spanair es "un ejemplo más de la nefasta gestión que dejó el tripartito en Cataluña". En el caso del cierre de Spanair, la secretaria general del PP ha señalado que el Gobierno de España está velando por los intereses de los consumidores, que tienen el derecho a que no se les defraude en sus expectativas de viaje y a la libre circulación. De Cospedal ha resaltado que el Ejecutivo español va a estar muy vigilante para que se respeten los derechos de los viajeros.