Solo siete bancos españoles quedan fuera de la calificación de bono basura de Moodys

Rebaja de uno a cuatro escalones la calificación de 28 bancos tras la petición de la ayuda financiera

(archivo)

economia

| 26.06.2012 - 08:29 h
REDACCIÓN
Más sobre: Moody'sSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La agencia Moody's rebajó hoy de uno a cuatro escalones la calificación de 28 bancos españoles después de que el Gobierno de Madrid pidiera hoy oficialmente ayuda europea para sanear una parte de la banca del país. "La rebaja de hoy se produce después del debilitamiento de la solvencia del Gobierno español como quedó reflejado en la revisión del pasado 13 de junio de nuestra nota a la deuda soberana española", afirmó la agencia en un comunicado de prensa.

Moody's detalló que los problemas de solvencia del Gobierno español no sólo afectarán a su capacidad para ayudar a las entidades financieras con problemas sino que también repercutirá en el perfil crediticio de esas entidades. La agencia justificó también la decisión al considerar que la exposición de los bancos a préstamos de bienes raíces comerciales "probablemente provocará mayores pérdidas", lo que "incrementará las probabilidades" de que terminen por necesitar ayuda externa.

Tras la rebaja aplicada hoy, Santander es el que sale mejor parado al ver degradada su nota en dos escalones de "A3" (notable bajo) hasta "Baa2" (aprobado), uno por encima de la calificación que la agencia otorga a la deuda soberana española ("Baa3").

Otros cinco entidades financieras se salvan también de ser consideradas bono basura al quedar con una nota de "Baa3" (aprobado bajo): BBVA y Banesto, rebajados tres escalones, Banca March, dos peldaños, Caja Laboral, un escalón, y Caixa Bank, cuatro peldaños.

También se salva del bono basura y, por tanto, de no ser considerado una inversión especulativa, el Instituto de Crédito Oficial (ICO), cuya calificación fue rebajada en tres escalones, desde "A3" hasta "Baa3".

Las notas del resto quedan en nivel de bono basura: Liberbank y Cajamar, rebajados un escalón, y dos peldaños a Bankinter, CECA, Caja Rural de Granada y Bankia, Ahorro Corporación Financiera y Dexia Sabadell.

En el caso de Banco Cooperativo Español, Banco Sabadell, Kutxabank, Catalunya Banc y NCG Banco, la rebaja es de tres escalones, mientras que Banco Popular Español, Unicaja, Bankoa, Ibercaja, Banco CEISS y Banco de Valencia, es de cuatro peldaños.

El recorte a la banca se aplica después de que Moody's rebajara en tres escalones el pasado 13 de junio la calificación de la deuda soberana de España, desde "A3" (notable bajo) hasta "Baa3" (aprobado bajo), y la situara en perspectiva negativa.

LA AYUDA A LA BANCA "AUMENTARÁ" LA CARGA DE LA DEUDA

La agencia de calificación justificaba esta rebaja al considerar que la ayuda a la banca "aumentará" la carga de la deuda, su "limitado" acceso a los mercados financieros y la "continuada debilidad" de la economía española. No obstante, la agencia de calificación de riesgos señaló que "ve positivamente las medidas de apoyo introducidas por el Gobierno español para apoyar el sistema bancario en su totalidad".

Moody's agregó que evaluará el impacto de esa próxima recapitalización bancaria una vez se conozca el importe final, el periodo y la forma en que la financiación se entregará a cada uno de los bancos que lo requieran.

En esta ocasión Moody's ha rebajado la calificación del Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Caja Laboral, Banca March, Caja Rural de Navarra, CaixaBank, Bankinter, Banco Cooperativo Español, Banco Popular Español, Banco Sabadell, Kutxabank, Unicaja y Banco Pastor.

Les siguen Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Caja Rural de Granada, Bankoa, Liberbank, Ibercaja Banco, Cajamar Caja Rural, Ahorro Corporación Financiera, Lico Leasing, Bankia, Banco CEISS, Catalunya Banc, NCG Banco, Banco CAM, Dexia Sabadell y Banco de Valencia.

Moody's advierte de que ha colocado en perspectiva para una nueva rebaja a 16 de esas entidades. La última rebaja de la calificación a la banca española la llevó a cabo otra agencia de medición, Fitch, el pasado 12 de junio. En ese momento Fitch recortó la calificación de 18 bancos españoles, entre ellos el Popular, el grupo BMN, Liberbank, el Banco Castilla-La Mancha, Unicaja o Cajamar.

Un día antes, Fitch también recortó en dos escalones la calificación de los dos mayores grupos financieros españoles, el BBVA y el Santander. Un mes antes, a finales de abril, otra agencia, Standard & Poor's también recortaba la nota a 11 entidades españolas después hacer lo mismo con la deuda soberana española.