Salgado ve "inoportuno" el recorte del 20% de la plantilla planteado por Telefónica

economia

| 16.04.2011 - 23:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha considerado inoportuno el recorte de un 20% de la plantilla de Telefónica aunque ha insistido en que "es una empresa privada y si lo que hace se ajusta a la legalidad podrá hacerlo".

"Yo creo que es inoportuno en unos momentos en los que se están decidiendo unos incentivos para un conjunto de los empleados de Telefónica, los directivos, al mismo tiempo se tome una decisión como esta", ha afirmado Salgado en rueda de prensa.

Ha insistido en que como empresa cotizada en Bolsa son los accionistas los que toman decisiones como la planteada por Telefónica. De todos modos, ha subrayado que "eso no impide que desde el Gobierno se pueda hacer una valoración" sobre si la decisión es oportuna y si es una decisión que se ajusta a la responsabilidad social corporativa.

Por lo demás, ha apuntado que "es verdad que (Telefónica) es una empresa multinacional" y que la compañía ha recurrido al argumento de que parte de sus beneficios provienen de fuera de España.

Ha señalado que aunque eso es cierto también lo es que "esas inversiones en otros países se han hecho desde España y en muchos casos con regímenes fiscales favorables".

"Y por tanto de alguna manera los ciudadanos españoles, los contribuyentes son parte de esos beneficios globales de Telefónica y por lo tanto no pueden ser ajenos a esa consideración global", ha destacado.

Salgado participa este fin de semana en Washington en la reunión de primavera conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), así como en la reunión de ministros de Economía y Finanzas del G-20 que tuvo lugar el viernes.

Respecto a las declaraciones realizadas por el ex presidente José María Aznar, Elena Salgado ha reiterado la capacidad de España para pagar su deuda en medio de crecientes temores al impago de Grecia.

Respondía así a las declaraciones realizadas por Aznar esta semana en la Universidad de Columbia en Nueva York con las que aseguraba que España tiene "muy, muy complicado" pagar su deuda después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera subir los tipos de interés este mes.

La vicepresidenta ha asegurado que las palabras de Aznar "demuestran una cierta ignorancia y además son mal intencionadas".

Salgado ha explicado que hay que comparar los 25 puntos básicos de incremento en los tipos de interés con los 100 puntos que se ha reducido el coste de la deuda española.

Salgado, por otra parte, ha asegurado que China "sigue confiando" en España, pese a la polémica surgida después de que un fondo chino desmintiera planes de invertir 9.000 millones de euros en cajas españolas, como había afirmado el ejecutivo de Madrid.

La ministra ha tenido la oportunidad de reunirse durante casi una hora con el ministro de Finanzas chino, Xie Xuren, y en el encuentro Xie no hizo "absolutamente ningún comentario" sobre la metedura de pata española de esta semana, ha asegurado Salgado.

Cantidades multimillonarias

Por su parte, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se ha unido a la polémica generada por el anuncio de Telefónica y ha asegurado este mismo sábado en la sede del Partido Socialista de Zamora que el Gobierno "se opondrá al expediente de regulación de empleo tal y como está concebido", y ha animado a la compañía "a que reflexione y dialogue con los sindicatos".

"Es -Telefónica- una de nuestras grandes empresas multinacionales y tiene que dar ejemplo, no es propio de una empresa responsable anunciar un día que va a ajustar el empleo de miles de trabajadores y al día siguiente que va a atribuir cantidades multimillonarias de retribuciones a sus directivos", ha explicado Gómez tras asegurar que "el Gobierno no puede mostrarse de acuerdo" con estos despidos.

Con esa argumentación, Valeriano Gómez ha confirmado que el Ejecutivo "se opondrá a este expediente de regulación de empleo tal y como está concebido", y ha "invitado a la compañía a que reflexione, a que dialogue con los sindicatos, como ya ha hecho en otras ocasiones".

El ministro de Trabajo también ha criticado las "retribuciones exacerbadas" que algunas grandes empresas están dando a sus directivos, "porque esa política de alguna multinacional es uno de los muchos males que han causado la crisis financiera".

Este jueves, la operadora anunció que una de las medidas para recortar costes de pasaba por reducir un 20% su plantilla en España en tres años, es decir, 5.600 empleados de un total de 28.000, que trabajan en la división de telefonía fija, de donde saldrá el grueso del ajuste.