Salgado dice que "hasta la última caja" aprobará los test de estrés

economia

| 09.04.2011 - 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha dicho este sábado que "hasta la última caja de ahorros" aprobará la nueva ronda de test de estrés coordinados por la UE, cuyos resultados se publicarán en junio, gracias a las medidas de recapitalización decididas por el Gobierno.

"Con la recapitalización que en este momento se está llevando a cabo, va a facilitar que hasta la última caja de ahorros pueda pasar esos 'stress test'(pruebas de resistencia)", ha dicho Salgado durante la última jornada de la reunión informal de ministros de Economía de la UE.

La vicepresidenta segunda ha destacado que las exigencias de capital que ha introducido el Gobierno para las cajas no cotizadas ascienden al 10%, mientras que los exámenes exigirán un 5% de capital básico en un escenario estresado. "La diferencia, el margen que hay entre un 5% y un 10%, nos permite anticipar que podrán pasar esos exámenes", ha indicado.

Salgado ha enfatizado además que la legislación española contempla ya que si los test de estrés revelan mayores necesidades de capital "están ya disponibles los fondos del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria)". "Esa situación contrasta con la situación de otros países donde esos mecanismos todavía no están listos. Nosotros lo exigimos por ley y lo tenemos disponible", ha dicho.

Preguntada por si resulta viable la continuidad de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en solitario tras la ruptura del Banco Base y la solicitud de 2.800 millones de euros al FROB, la vicepresidenta económica ha eludido pronunciarse y se ha limitado a señalar que "sobre el futuro de la CAM, Banco de España y la CAM".

"Las entidades tienen que seguir su camino en dos trozos y por lo tanto en los próximos meses tendrán que adoptarse decisiones adicionales. Pero lo que sí es seguro es que el 30 de septiembre de 2011 las entidades que estén en ese momento configurando nuestro sistema financiero, sea cual sea la agrupación que hayan hecho, tendrán que tener un 8% o un 10% de capital, y eso es lo que los mercados valoran", ha apuntado.

Salgado ha señalado que en las anteriores pruebas de solvencia publicadas en julio del año pasado los bancos españoles obtuvieron "una muy buena nota". Además, España sometió todo su sistema financiero a este examen frente a otros países que sólo analizaron el 50%. De hecho, de las 90 entidades que se examinan este año, 24 serán bancos y cajas españoles.

"Para nosotros la transparencia es un valor fundamental y entendemos que esa transparencia en el medio plazo nos tiene que beneficiar. Así creemos que lo ha hecho el año anterior y creemos que también lo va a hacer este año", ha indicado la vicepresidenta económica, que ha destacado que se trata de un "compromiso voluntario" de España.

"La transparencia es para nosotros un activo (...) Los mercados van a estar muy agradecidos por esta transparencia", ha apuntado.

NO RIESGO DE CONTAGIO

Salgado ha repetido que no ve "ningún riesgo de contagio" a España de la crisis de Portugal, que ha forzado al país a pedir el rescate de la UE. "Estamos totalmente fuera de riesgo", ha subrayado.

"Hemos hecho las reformas que teníamos que hacer, hemos reducido el déficit", ha insistido Salgado, que ha recordado que algunas reformas todavía deben completarse y que en estos momentos los agentes sociales deben pactar la negociación colectiva. "Esas reformas van a permitir mejorar nuestras expectativas", ha indicado.

La vicepresidenta económica espera que haya un acuerdo entre los partidos portugueses sobre el plan de ajuste que deberán aplicar a cambio del rescate, pese a que el Gobierno ya ha anunciado que no negociará con la oposición y que espera que lo haga la UE y el FMI.

"Las instituciones europeas haremos todo lo que podamos para ayudar a Portugal", ha dicho Salgado, pero ha opinado que sería "mejor que haya un acuerdo por parte de los partidos". En este sentido, ha recordado el precedente de Brasil en 2002, cuando según ha explicado Gobierno y oposición se pusieron de acuerdo sobre una actuación del FMI antes de las elecciones.