Ryanair opera el último vuelo desde el Aeropuerto de Reus este domingo

En apenas un mes han dejado de operar vuelos comerciales además en Ciudad Real y Albacete

Sólo estos tres aeropuertos han costado casi 600 millones de euros

economia

| 06.11.2011 - 19:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ryanair deja de operar en el Aeropuerto de Reus (Tarragona) este domingo después de no haber llegado a buen puerto las negociaciones con la Generalitat para permanecer en las instalaciones del Baix Camp.

Así, el Aeropuerto de Reus recibía el último vuelo de la aerolínea irlandesa procedente de Dublín a las 19.30 horas, mientras que un avión de Ryanair ha despegado desde estas instalaciones a las 19.55, según han informado fuentes de Aena.

En apenas un mes han dejado de operar vuelos comerciales además en Ciudad Real y Albacete. Sólo estos tres aeropuertos han costado casi 600 millones de euros .

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ratificó en septiembre esta decisión y la justificó alegando que en los últimos tres inviernos operar en Reus ha supuesto cosechar pérdidas, aunque avanzó que la aerolínea tiene previsto "volver en primavera".

Desestimó restablecer la base que ha operado hasta este otoño en el aeropuerto, por lo que sólo considera operar como una aerolínea más a la espera de ver cómo se desarrollan las relaciones con las instituciones locales.

La marcha de la compañía aérea de las instalaciones del Baix Camp se suma al abandono que también protagonizó en el Aeropuerto de Lleida-Alguaire y a la supresión de rutas realizada en Girona.

La posición de Ryanair ha desencadenado un tira y afloja con la Generalitat, que intentó retener a la aerolínea con varias contraofertas a pesar del incumplimiento de contrato de la compañía en todos los aeropuertos, pero finalmente se plantó por considerar que la estrategia de Ryanair tendía al chantaje.

En concreto, la aerolínea está incumpliendo el acuerdo alcanzado con el anterior Ejecutivo en Reus --que se alargaba hasta 2013--, Girona (2011) y Lleida-Alguaire (2014).

Ante esta situación, el Aeropuerto de Reus está negociando con trece aerolíneas de 11 países europeos, entre los que destacan el mercado británico, ruso, escandinavo y alemán, para cubrir el hueco que dejará la aerolínea irlandesa.

En Reus, la aerolínea de bajo coste operaba hasta verano 28 rutas --cuatro domésticas y 24 internacionales-- y transportará 800.000 pasajeros este año, 500.000 menos que en el ejercicio anterior.

300 DESPIDOS

La marcha de Ryanair del Aeropuerto de Reus provocará 88 despidos a partir de este domingo procedentes de la empresa de servicios de tierra Lesma Handling, de la empresa de servicios de limpieza TAS, del servicio de atención a los discapacitados y del personal de cafeterías de la terminal.

Según el delegado de CC.OO. de la empresa de servicios de tierra Lesma Handling, Paco Cebrián, la cifra total de despidos podría superar incluso los 300, sumando a taxistas --"100 taxis ya no se desplazarán hasta Reus porque no habrá pasajeros"--, el personal de Autocares Planas --el servicio de autobús que conecta el Aeropuerto con Reus--, así como trabajadores del sector hotelero y del ocio.